Recetas tradicionales

Chipotle mejora el rendimiento hasta los niveles máximos previos a la recesión

Chipotle mejora el rendimiento hasta los niveles máximos previos a la recesión

Chipotle Mexican Grill movió a los clientes a través de su línea de servicio de manera más rápida y eficiente que nunca durante el primer trimestre, lo que indica que los esfuerzos de la compañía para mejorar el rendimiento están funcionando, dijeron las autoridades el jueves.

Después de reportar un séptimo trimestre consecutivo de crecimiento de ventas de dos dígitos en las mismas tiendas, los funcionarios de la compañía dijeron a los analistas durante una conferencia telefónica que la cadena ha superado su objetivo de restaurar los recuentos de transacciones por hora a los niveles máximos anteriores de 2007, algo en lo que la compañía se ha enfocado. desde noviembre.

Durante el trimestre que terminó el 31 de marzo, las ventas en las mismas tiendas durante las horas pico de almuerzo y cena durante la semana aumentaron más rápido que el resto del día, dijo Monty Moran, codirector ejecutivo de Chipotle. “Nuestros equipos ahora son más rápidos que nunca en esta época del año”, dijo.

Los esfuerzos de la empresa para mejorar el rendimiento han incluido:

• Capacitar a los empleados para que preparen una "mise en place" o tener todo listo antes de que comiencen las horas pico

• Tener "ases en su lugar" o todo el personal en posición de atender a los invitados.

• Tener un expedidor, la persona que se interpone entre el último envoltorio de burrito y el cajero, en su lugar durante todas las horas pico para embolsar las comidas y permitir que el cajero se concentre en cobrar

• Tener un asistente de línea en su lugar, generalmente un gerente general o gerente de servicio, que se coloca detrás de la línea y se asegura de que los recipientes estén llenos de comida, la línea se vea limpia y los trabajadores tengan las herramientas que necesitan sin tener que apartar la mirada de los invitados.

Moran dijo que la compañía lanzó un video sobre el rendimiento que demuestra cómo debe moverse una línea y cómo se ve un equipo bien dirigido. El video, tomado en una concurrida ubicación del centro de Chicago, muestra que el rendimiento efectivo no parece frenético, espástico o desorganizado, pero no hay movimientos en vano. Si se cometen errores, se detectan rápidamente y se corrigen, y los trabajadores parecen tranquilos, competentes y se divierten, dijo.

El objetivo de estos esfuerzos es lograr que los huéspedes pasen la fila de manera eficiente, que los miembros del equipo hagan contacto visual y se comuniquen mejor con los invitados, y sirvan comida más caliente y fresca, señaló Moran.

“La velocidad no es el primer objetivo del rendimiento”, dijo. “El primer objetivo es brindar el mejor servicio al cliente, con excelente contacto visual, excelente comunicación y una manera cortés y eficiente con los clientes. Todas esas cosas, cuando se hacen bien, tienden a conducir a un servicio muy, muy rápido ".

Si bien el primer trimestre suele ser la época más lenta del año para Chipotle, Moran estimó que las mejoras en el rendimiento agregaron otras cinco transacciones al promedio de la hora pico del almuerzo de aproximadamente 100 transacciones durante el trimestre. Ese número puede aumentar en el segundo trimestre, que tradicionalmente es más activo para Chipotle, pero Moran advirtió que los aumentos en las transacciones pueden no afectar directamente las ventas en las mismas tiendas, al menos no de inmediato.

"Eso es algo que creemos que, con el tiempo, mejorará como resultado de un gran rendimiento, pero no es una reacción inmediata", dijo. "Si la gente quiere venir a Chipotle con más frecuencia, queremos hacer todo lo posible para recompensar esa decisión con una experiencia increíble para los huéspedes, y una gran parte de esa increíble experiencia para los huéspedes es el rendimiento".

Steve Ells, fundador y codirector ejecutivo de Chipotle, dijo que la cadena dio otro "salto significativo" durante el trimestre al educar a los consumidores sobre su compromiso con ingredientes de calidad de fuentes sostenibles. La compañía continuará expandiendo su plataforma de marketing "Cultivate", que incluirá festivales de un día planeados para Denver y Chicago este año y otros esfuerzos no tradicionales.

Chipotle seguirá centrándose en los ingredientes mediante una serie de mejoras alimentarias. La compañía agregará más trigo integral a las tortillas para mejorar el contenido nutricional y el sabor, dijo Ells, y para el segundo trimestre solo usará crema agria proveniente de vacas criadas en pastos. Además, la compañía está probando en Portland y Nueva York una tortilla de maíz suave mejorada con una mezcla de harina de masa blanca y amarilla y está probando un nuevo proceso para cocinar frijoles para hacerlos más consistentes.

La compañía tiene dos restaurantes abiertos en el Reino Unido y tres más programados allí antes de fin de año. La primera ubicación en París está en camino de abrir esta primavera, y una ubicación en Toronto abrió durante el primer trimestre con dos más planeadas allí este año.

Póngase en contacto con Lisa Jennings en [email protected]
Síguela en Twitter: @livetodineout


Chipotle Mexican Grill, Inc. luce delicioso después de un retroceso

Los inversores no estaban muy satisfechos con Parrilla Mexicana Chipotle(NYSE: CMG) reciente informe de ganancias. Si bien las ganancias por acción crecieron un 7.8% a $ 2.64, no alcanzaron la estimación promedio de los analistas de $ 2.86. Como resultado, las acciones cayeron alrededor del 6%. Sin embargo, mientras que las acciones de Chipotle han subido un 50% año tras año, esta caída parece una gran oportunidad de compra.

Gráfico de Acciones de Chipotle Mexican Grill a 1 año. Fuente: YCharts.

En primer lugar, Chipotle generó un increíble crecimiento en las ventas de restaurantes comparables del 13,4% el último trimestre, a pesar del mal tiempo. En segundo lugar, la empresa sigue aumentando su número de restaurantes en más de un 10% anual, lo que impulsa el crecimiento de los ingresos aún más. En tercer lugar, Chipotle tiene el poder de fijación de precios para recuperar los márgenes que perdió debido a la inflación de costos del último trimestre, y planea implementar un aumento de precios muy pronto.

La eficiencia alcanza su punto máximo
Una buena parte de la ganancia de ventas de restaurantes comparables de Chipotle se puede atribuir a mejoras en el rendimiento: la cantidad de clientes que pueden ser atendidos por hora. (Una comparación fácil con el primer trimestre de 2013 también ayudó). Esto permitió a los restaurantes Chipotle atender a unos siete clientes adicionales durante las horas pico de almuerzo y cena.

El sólido rendimiento de Chipotle es un buen augurio para los próximos dos trimestres, que tienden a ser más ocupados debido al clima favorable. La mayoría de los restaurantes de Chipotle tienen largas filas durante varias horas al día durante la temporada alta, por lo que un rendimiento más rápido significa que cada restaurante puede, en última instancia, atender a más clientes.

Un rendimiento más rápido ayuda a Chipotle a atender a más clientes en las horas pico.

Las ganancias por ventas de restaurantes comparables obviamente son buenas para los ingresos, pero también ayudan al margen de ganancia de Chipotle al hacer un mejor uso de la mano de obra, la ocupación y los gastos de capital. El último trimestre, los costos laborales cayeron del 23,6% al 23% de los ingresos de Chipotle, los costos de ocupación cayeron del 6,6% al 6,1% de los ingresos, y los gastos de depreciación y amortización cayeron del 3,2% al 2,8% de los ingresos.

Preocupaciones por los márgenes
A pesar del buen apalancamiento de ventas en mano de obra, ocupación y costos de depreciación / amortización, el margen operativo de Chipotle cayó 150 puntos base el último trimestre. Los costos de los alimentos fueron los principales culpables. Los rápidos aumentos de los costos de la carne de res y los lácteos hicieron que los costos de alimentos, bebidas y envasado pasaran del 33% de las ventas al 34,5% de las ventas.

Además, los gastos generales y administrativos corporativos se dispararon más del 50% interanual, pasando del 6,1% de las ventas al 7,4% de las ventas. Esto se debió principalmente a un mayor gasto de compensación de acciones.

La semana pasada, muchos inversores parecían asustados por los problemas de margen de Chipotle. Esto se debió en parte al aumento de los costos de los alimentos el último trimestre, pero el pronóstico de la administración de que los costos de los alimentos aumentarían aún más en el segundo trimestre agravó estas preocupaciones. Los inversores parecen estar preocupados de que Chipotle no pueda subir los precios lo suficientemente rápido para mantenerse al día con la inflación de los costos de los alimentos.

No hay razón para temer
Estas preocupaciones me parecen exageradas. En la llamada de ganancias, Chipotle anunció que implementará aumentos de precio de menú de un dígito medio a partir de finales de este trimestre.

Esto por sí solo no hará que los costos de los alimentos vuelvan a estar por debajo del 33%, un nivel visto tan recientemente como en 2012. Sin embargo, es probable que los rápidos aumentos de precios observados para artículos como la carne de res (hasta un 25% en solo unos pocos meses) se revierta eventualmente.

Chipotle planea subir sus precios a partir de finales de este trimestre.

Además, el aumento en los precios del menú debería mejorar la capacidad de Chipotle para aprovechar los costos no alimentarios, que representan alrededor del 50% de los ingresos. Obviamente, se necesita la misma cantidad de trabajo y gastos generales de tienda para servir el mismo burrito después de que su precio suba un 5%.

Por último, el aumento en los costos de G & ampA se ralentizará drásticamente a finales de este año, en gran parte porque los gastos de compensación de acciones se ponderan de manera desproporcionada hacia el primer semestre de 2014. Para todo el año, los costos de G & ampA aumentarán entre 50 y 60 puntos básicos con respecto a 2013. Parte de este aumento se debe a la conferencia bienal All-Manager, que se celebra en los años pares y, por lo tanto, se convertirá en un viento de cola en 2015.

En resumen, mientras que Chipotle probablemente tendrá un margen difícil en el segundo trimestre, podría ver una expansión de margen sólida en la segunda mitad de 2014 y 2015. Se beneficiará de precios más altos, menores gastos de compensación de acciones y potencialmente también de la reducción de los costos de las materias primas. Esto impulsará el ya fuerte crecimiento del margen de Chipotle.

Conclusión tonta
Durante gran parte del año pasado, desconfié de las acciones de Chipotle, que parecían demasiado caras, ya que subieron a más de $ 400, $ 500 y, finalmente, $ 600. Sin embargo, la capacidad de la compañía para seguir registrando un fuerte crecimiento en las ventas de restaurantes comparables mientras agrega casi 200 restaurantes al año, y la reciente corrección del precio de las acciones, han hecho que cambie de opinión.

Las acciones de Chipotle siguen siendo caras a más de 30 veces las ganancias futuras. Sin embargo, este parece un precio que vale la pena pagar. Chipotle tiene enormes perspectivas de crecimiento a largo plazo y suficiente poder de fijación de precios para mantener o incluso mejorar su ya estelar margen de beneficio a lo largo del tiempo. Esta es una receta para obtener grandes rendimientos de inversión a largo plazo.


Chipotle Mexican Grill, Inc. luce delicioso después de un retroceso

Los inversores no estaban muy satisfechos con Parrilla Mexicana Chipotle(NYSE: CMG) reciente informe de ganancias. Si bien las ganancias por acción crecieron un 7.8% a $ 2.64, no alcanzaron la estimación promedio de los analistas de $ 2.86. Como resultado, las acciones cayeron alrededor del 6%. Sin embargo, mientras que las acciones de Chipotle han subido un 50% año tras año, esta caída parece una gran oportunidad de compra.

Gráfico de Acciones de Chipotle Mexican Grill a 1 año. Fuente: YCharts.

En primer lugar, Chipotle generó un increíble crecimiento en las ventas de restaurantes comparables del 13,4% el último trimestre, a pesar del mal tiempo. En segundo lugar, la empresa sigue aumentando su número de restaurantes en más de un 10% anual, lo que impulsa el crecimiento de los ingresos aún más. En tercer lugar, Chipotle tiene el poder de fijación de precios para recuperar los márgenes que perdió debido a la inflación de costos del último trimestre, y planea implementar un aumento de precios muy pronto.

La eficiencia alcanza su punto máximo
Una buena parte de la ganancia de ventas en restaurantes comparables de Chipotle se puede atribuir a mejoras en el rendimiento: la cantidad de clientes que pueden ser atendidos por hora. (Una comparación fácil con el primer trimestre de 2013 también ayudó). Esto permitió a los restaurantes Chipotle atender a unos siete clientes adicionales durante las horas pico de almuerzo y cena.

El sólido rendimiento de Chipotle es un buen augurio para los próximos dos trimestres, que tienden a ser más ocupados debido al clima favorable. La mayoría de los restaurantes de Chipotle tienen largas filas durante varias horas al día durante la temporada alta, por lo que un rendimiento más rápido significa que cada restaurante puede, en última instancia, atender a más clientes.

Un rendimiento más rápido ayuda a Chipotle a atender a más clientes en las horas pico.

Las ganancias por ventas de restaurantes comparables obviamente son buenas para los ingresos, pero también ayudan al margen de ganancia de Chipotle al hacer un mejor uso de la mano de obra, la ocupación y los gastos de capital. El último trimestre, los costos laborales cayeron del 23,6% al 23% de los ingresos de Chipotle, los costos de ocupación cayeron del 6,6% al 6,1% de los ingresos, y los gastos de depreciación y amortización cayeron del 3,2% al 2,8% de los ingresos.

Preocupaciones por los márgenes
A pesar del buen apalancamiento de ventas en mano de obra, ocupación y costos de depreciación / amortización, el margen operativo de Chipotle cayó 150 puntos básicos el último trimestre. Los costos de los alimentos fueron los principales culpables. Los rápidos aumentos de los costos de la carne de res y los lácteos hicieron que los costos de alimentos, bebidas y envasado pasaran del 33% de las ventas al 34,5% de las ventas.

Además, los gastos generales y administrativos corporativos se dispararon más del 50% interanual, pasando del 6,1% de las ventas al 7,4% de las ventas. Esto se debió principalmente a un mayor gasto de compensación de acciones.

La semana pasada, muchos inversores parecían asustados por los problemas de margen de Chipotle. Esto se debió en parte al aumento de los costos de los alimentos el último trimestre, pero el pronóstico de la administración de que los costos de los alimentos aumentarían aún más en el segundo trimestre agravó estas preocupaciones. Los inversores parecen estar preocupados de que Chipotle no pueda subir los precios lo suficientemente rápido para mantenerse al día con la inflación de los costos de los alimentos.

No hay razón para temer
Estas preocupaciones me parecen exageradas. En la llamada de ganancias, Chipotle anunció que implementará aumentos de precio de menú de un dígito medio a partir de finales de este trimestre.

Esto por sí solo no hará que los costos de los alimentos vuelvan a estar por debajo del 33%, un nivel observado tan recientemente como en 2012. Sin embargo, es probable que los rápidos aumentos de precios observados para artículos como la carne de res (hasta un 25% en solo unos pocos meses) se revierta eventualmente.

Chipotle planea subir sus precios a partir de finales de este trimestre.

Además, el aumento en los precios del menú debería mejorar la capacidad de Chipotle para aprovechar los costos no alimentarios, que representan alrededor del 50% de los ingresos. Obviamente, se necesita la misma cantidad de trabajo y gastos generales de tienda para servir el mismo burrito después de que su precio suba un 5%.

Por último, el aumento de los costos de G & ampA se ralentizará drásticamente a finales de este año, en gran parte porque los gastos de compensación de acciones se ponderan de manera desproporcionada hacia el primer semestre de 2014. Para todo el año, los costos de G & ampA aumentarán entre 50 y 60 puntos básicos con respecto a 2013. Parte de este aumento se debe a la conferencia bienal All-Manager, que se celebra en los años pares y, por lo tanto, se convertirá en un viento de cola en 2015.

En resumen, aunque Chipotle probablemente tendrá un margen difícil en el segundo trimestre, podría ver una expansión sólida del margen en la segunda mitad de 2014 y 2015. Se beneficiará de precios más altos, menores gastos de compensación de acciones y, potencialmente, también de la reducción de los costos de las materias primas. Esto impulsará el ya fuerte crecimiento del margen de Chipotle.

Conclusión tonta
Durante gran parte del año pasado, desconfié de las acciones de Chipotle, que parecían demasiado caras ya que subían más allá de los $ 400, $ 500 y, finalmente, $ 600. Sin embargo, la capacidad de la compañía para seguir registrando un fuerte crecimiento en las ventas de restaurantes comparables mientras agrega casi 200 restaurantes al año, y la reciente corrección del precio de las acciones, han hecho que cambie de opinión.

Las acciones de Chipotle siguen siendo caras a más de 30 veces las ganancias futuras. Sin embargo, este parece un precio que vale la pena pagar. Chipotle tiene enormes perspectivas de crecimiento a largo plazo y suficiente poder de fijación de precios para mantener o incluso mejorar su ya estelar margen de beneficio a lo largo del tiempo. Esta es una receta para obtener grandes rendimientos de inversión a largo plazo.


Chipotle Mexican Grill, Inc. luce delicioso después de un retroceso

Los inversores no estaban muy satisfechos con Parrilla Mexicana ChipotleInforme de resultados reciente (NYSE: CMG). Si bien las ganancias por acción crecieron un 7.8% a $ 2.64, no alcanzaron la estimación promedio de los analistas de $ 2.86. Como resultado, las acciones cayeron alrededor del 6%. Sin embargo, mientras que las acciones de Chipotle han subido un 50% año tras año, esta caída parece una gran oportunidad de compra.

Gráfico de acciones a 1 año de Chipotle Mexican Grill. Fuente: YCharts.

En primer lugar, Chipotle generó un increíble crecimiento en las ventas de restaurantes comparables del 13,4% el último trimestre, a pesar del mal tiempo. En segundo lugar, la empresa sigue aumentando su número de restaurantes en más de un 10% anual, lo que impulsa el crecimiento de los ingresos aún más. En tercer lugar, Chipotle tiene el poder de fijación de precios para recuperar los márgenes que perdió debido a la inflación de costos del último trimestre, y planea implementar un aumento de precios muy pronto.

La eficiencia alcanza su punto máximo
Una buena parte de la ganancia de ventas en restaurantes comparables de Chipotle se puede atribuir a mejoras en el rendimiento: la cantidad de clientes que pueden ser atendidos por hora. (Una comparación fácil con el primer trimestre de 2013 también ayudó). Esto permitió a los restaurantes Chipotle atender a unos siete clientes adicionales durante las horas pico de almuerzo y cena.

El sólido rendimiento de Chipotle es un buen augurio para los próximos dos trimestres, que tienden a ser más ocupados debido al clima favorable. La mayoría de los restaurantes de Chipotle tienen largas filas durante varias horas al día durante la temporada alta, por lo que un rendimiento más rápido significa que cada restaurante puede, en última instancia, atender a más clientes.

Un rendimiento más rápido ayuda a Chipotle a atender a más clientes en las horas pico.

Las ganancias en ventas de restaurantes comparables obviamente son buenas para los ingresos, pero también ayudan al margen de ganancia de Chipotle al hacer un mejor uso de la mano de obra, la ocupación y los gastos de capital. El último trimestre, los costos laborales cayeron del 23,6% al 23% de los ingresos de Chipotle, los costos de ocupación cayeron del 6,6% al 6,1% de los ingresos, y los gastos de depreciación y amortización cayeron del 3,2% al 2,8% de los ingresos.

Preocupaciones por los márgenes
A pesar del buen apalancamiento de ventas en mano de obra, ocupación y costos de depreciación / amortización, el margen operativo de Chipotle cayó 150 puntos básicos el último trimestre. Los costos de los alimentos fueron los principales culpables. Los rápidos aumentos de los costos de la carne de res y los lácteos hicieron que los costos de alimentos, bebidas y envasado pasaran del 33% de las ventas al 34,5% de las ventas.

Además, los gastos generales y administrativos corporativos se dispararon más del 50% interanual, pasando del 6,1% de las ventas al 7,4% de las ventas. Esto se debió principalmente a un mayor gasto de compensación de acciones.

La semana pasada, muchos inversores parecían asustados por los problemas de margen de Chipotle. Esto se debió en parte al aumento de los costos de los alimentos el último trimestre, pero el pronóstico de la administración de que los costos de los alimentos aumentarían aún más en el segundo trimestre agravó estas preocupaciones. Los inversores parecen estar preocupados de que Chipotle no pueda subir los precios lo suficientemente rápido como para mantenerse al día con la inflación de los costos de los alimentos.

No hay razón para temer
Estas preocupaciones me parecen exageradas. En la llamada de ganancias, Chipotle anunció que implementará aumentos de precio de menú de un dígito medio a partir de finales de este trimestre.

Esto por sí solo no hará que los costos de los alimentos vuelvan a estar por debajo del 33%, un nivel visto tan recientemente como en 2012. Sin embargo, es probable que los rápidos aumentos de precios observados para artículos como la carne de res (hasta un 25% en solo unos pocos meses) se revierta eventualmente.

Chipotle planea subir sus precios a partir de finales de este trimestre.

Además, el aumento en los precios del menú debería mejorar la capacidad de Chipotle para aprovechar los costos no alimentarios, que representan alrededor del 50% de los ingresos. Obviamente, se necesita la misma cantidad de trabajo y gastos generales de tienda para servir el mismo burrito después de que su precio suba un 5%.

Por último, el aumento en los costos de G & ampA se ralentizará drásticamente a finales de este año, en gran parte porque los gastos de compensación de acciones se ponderan de manera desproporcionada hacia el primer semestre de 2014. Para todo el año, los costos de G & ampA aumentarán entre 50 y 60 puntos básicos con respecto a 2013. Parte de este aumento se debe a la conferencia bienal All-Manager, que se celebra en años pares y, por lo tanto, se convertirá en un viento de cola en 2015.

En resumen, aunque Chipotle probablemente tendrá un margen difícil en el segundo trimestre, podría ver una expansión sólida del margen en la segunda mitad de 2014 y 2015. Se beneficiará de precios más altos, menores gastos de compensación de acciones y, potencialmente, también de la reducción de los costos de las materias primas. Esto impulsará el ya fuerte crecimiento del margen de Chipotle.

Conclusión tonta
Durante gran parte del año pasado, desconfié de las acciones de Chipotle, que parecían demasiado caras ya que subían más allá de los $ 400, $ 500 y, finalmente, $ 600. Sin embargo, la capacidad de la compañía para seguir registrando un fuerte crecimiento en las ventas de restaurantes comparables mientras agrega casi 200 restaurantes al año, y la reciente corrección del precio de las acciones, han hecho que cambie de opinión.

Las acciones de Chipotle siguen siendo caras a más de 30 veces las ganancias futuras. Sin embargo, este parece un precio que vale la pena pagar. Chipotle tiene enormes perspectivas de crecimiento a largo plazo y suficiente poder de fijación de precios para mantener o incluso mejorar su ya estelar margen de beneficio a lo largo del tiempo. Esta es una receta para grandes retornos de inversión a largo plazo.


Chipotle Mexican Grill, Inc. luce delicioso después de un retroceso

Los inversores no estaban muy satisfechos con Parrilla Mexicana Chipotle(NYSE: CMG) reciente informe de ganancias. Si bien las ganancias por acción crecieron un 7.8% a $ 2.64, no alcanzaron la estimación promedio de los analistas de $ 2.86. Como resultado, las acciones cayeron alrededor del 6%. Sin embargo, mientras que las acciones de Chipotle han subido un 50% año tras año, esta caída parece una gran oportunidad de compra.

Gráfico de Acciones de Chipotle Mexican Grill a 1 año. Fuente: YCharts.

En primer lugar, Chipotle generó un increíble crecimiento en las ventas de restaurantes comparables del 13,4% el último trimestre, a pesar del mal tiempo. En segundo lugar, la empresa sigue aumentando su número de restaurantes en más de un 10% anual, lo que impulsa el crecimiento de los ingresos aún más. En tercer lugar, Chipotle tiene el poder de fijación de precios para recuperar los márgenes que perdió debido a la inflación de costos del último trimestre, y planea implementar un aumento de precios muy pronto.

La eficiencia alcanza su punto máximo
Una buena parte de la ganancia de ventas en restaurantes comparables de Chipotle se puede atribuir a mejoras en el rendimiento: la cantidad de clientes que pueden ser atendidos por hora. (Una comparación fácil con el primer trimestre de 2013 también ayudó). Esto permitió a los restaurantes Chipotle atender a unos siete clientes adicionales durante las horas pico de almuerzo y cena.

El sólido rendimiento de Chipotle es un buen augurio para los próximos dos trimestres, que tienden a ser más ocupados debido al clima favorable. La mayoría de los restaurantes de Chipotle tienen largas filas durante varias horas al día durante la temporada alta, por lo que un rendimiento más rápido significa que cada restaurante puede, en última instancia, atender a más clientes.

Un rendimiento más rápido ayuda a Chipotle a atender a más clientes en las horas pico.

Las ganancias por ventas de restaurantes comparables obviamente son buenas para los ingresos, pero también ayudan al margen de ganancia de Chipotle al hacer un mejor uso de la mano de obra, la ocupación y los gastos de capital. El último trimestre, los costos laborales cayeron del 23,6% al 23% de los ingresos de Chipotle, los costos de ocupación cayeron del 6,6% al 6,1% de los ingresos, y los gastos de depreciación y amortización cayeron del 3,2% al 2,8% de los ingresos.

Preocupaciones por los márgenes
A pesar del buen apalancamiento de ventas en mano de obra, ocupación y costos de depreciación / amortización, el margen operativo de Chipotle cayó 150 puntos básicos el último trimestre. Los costos de los alimentos fueron los principales culpables. Los rápidos aumentos de los costos de la carne de res y los lácteos hicieron que los costos de alimentos, bebidas y envasado pasaran del 33% de las ventas al 34,5% de las ventas.

Además, los gastos generales y administrativos corporativos se dispararon más del 50% interanual, pasando del 6,1% de las ventas al 7,4% de las ventas. Esto se debió principalmente a un mayor gasto de compensación de acciones.

La semana pasada, muchos inversores parecían asustados por los problemas de margen de Chipotle. Esto se debió en parte al aumento de los costos de los alimentos el último trimestre, pero el pronóstico de la gerencia de que los costos de los alimentos aumentarían aún más en el segundo trimestre agravó estas preocupaciones. Los inversores parecen estar preocupados de que Chipotle no pueda subir los precios lo suficientemente rápido como para mantenerse al día con la inflación de los costos de los alimentos.

No hay razón para temer
Estas preocupaciones me parecen exageradas. En la llamada de ganancias, Chipotle anunció que implementará aumentos de precio de menú de un dígito medio a partir de finales de este trimestre.

Esto por sí solo no hará que los costos de los alimentos vuelvan a estar por debajo del 33%, un nivel visto tan recientemente como en 2012. Sin embargo, es probable que los rápidos aumentos de precios observados para artículos como la carne de res (hasta un 25% en solo unos pocos meses) se revierta eventualmente.

Chipotle planea subir sus precios a partir de finales de este trimestre.

Además, el aumento en los precios del menú debería mejorar la capacidad de Chipotle para aprovechar los costos no alimentarios, que representan alrededor del 50% de los ingresos. Obviamente, se necesita la misma cantidad de trabajo y gastos generales de tienda para servir el mismo burrito después de que su precio suba un 5%.

Por último, el aumento en los costos de G & ampA se ralentizará drásticamente a finales de este año, en gran parte porque los gastos de compensación de acciones se ponderan de manera desproporcionada hacia el primer semestre de 2014. Para todo el año, los costos de G & ampA aumentarán entre 50 y 60 puntos básicos con respecto a 2013. Parte de este aumento se debe a la conferencia bienal All-Manager, que se celebra en años pares y, por lo tanto, se convertirá en un viento de cola en 2015.

En resumen, aunque Chipotle probablemente tendrá un margen difícil en el segundo trimestre, podría ver una expansión sólida del margen en la segunda mitad de 2014 y 2015. Se beneficiará de precios más altos, menores gastos de compensación de acciones y, potencialmente, también de la reducción de los costos de las materias primas. Esto impulsará el ya fuerte crecimiento del margen de Chipotle.

Conclusión tonta
Durante gran parte del año pasado, desconfié de las acciones de Chipotle, que parecían demasiado caras ya que subían más allá de los $ 400, $ 500 y, finalmente, $ 600. Sin embargo, la capacidad de la compañía para seguir registrando un fuerte crecimiento en las ventas de restaurantes comparables mientras agrega casi 200 restaurantes al año, y la reciente corrección del precio de las acciones, me ha hecho cambiar de opinión.

Las acciones de Chipotle siguen siendo caras a más de 30 veces las ganancias futuras. Sin embargo, este parece un precio que vale la pena pagar. Chipotle tiene enormes perspectivas de crecimiento a largo plazo y suficiente poder de fijación de precios para mantener o incluso mejorar su ya estelar margen de beneficio a lo largo del tiempo. Esta es una receta para obtener grandes rendimientos de inversión a largo plazo.


Chipotle Mexican Grill, Inc. luce delicioso después de un retroceso

Los inversores no estaban muy satisfechos con Parrilla Mexicana Chipotle(NYSE: CMG) reciente informe de ganancias. Si bien las ganancias por acción crecieron un 7.8% a $ 2.64, no alcanzaron la estimación promedio de los analistas de $ 2.86. Como resultado, las acciones cayeron alrededor del 6%. Sin embargo, mientras que las acciones de Chipotle han subido un 50% año tras año, esta caída parece una gran oportunidad de compra.

Gráfico de Acciones de Chipotle Mexican Grill a 1 año. Fuente: YCharts.

En primer lugar, Chipotle generó un increíble crecimiento en las ventas de restaurantes comparables del 13,4% el último trimestre, a pesar del mal tiempo. En segundo lugar, la empresa sigue aumentando su número de restaurantes en más de un 10% anual, lo que impulsa el crecimiento de los ingresos aún más. En tercer lugar, Chipotle tiene el poder de fijación de precios para recuperar los márgenes que perdió debido a la inflación de costos del último trimestre, y planea implementar un aumento de precios muy pronto.

La eficiencia alcanza su punto máximo
Una buena parte de la ganancia de ventas en restaurantes comparables de Chipotle se puede atribuir a mejoras en el rendimiento: la cantidad de clientes que pueden ser atendidos por hora. (Una comparación fácil con el primer trimestre de 2013 también ayudó). Esto permitió a los restaurantes Chipotle atender a unos siete clientes adicionales durante las horas pico de almuerzo y cena.

El sólido rendimiento de Chipotle es un buen augurio para los próximos dos trimestres, que tienden a ser más ocupados debido al clima favorable. La mayoría de los restaurantes de Chipotle tienen largas filas durante varias horas al día durante la temporada alta, por lo que un rendimiento más rápido significa que cada restaurante puede, en última instancia, atender a más clientes.

Un rendimiento más rápido ayuda a Chipotle a atender a más clientes en las horas pico.

Las ganancias por ventas de restaurantes comparables obviamente son buenas para los ingresos, pero también ayudan al margen de ganancia de Chipotle al hacer un mejor uso de la mano de obra, la ocupación y los gastos de capital. El último trimestre, los costos laborales cayeron del 23,6% al 23% de los ingresos de Chipotle, los costos de ocupación cayeron del 6,6% al 6,1% de los ingresos, y los gastos de depreciación y amortización cayeron del 3,2% al 2,8% de los ingresos.

Preocupaciones por los márgenes
A pesar del buen apalancamiento de ventas en mano de obra, ocupación y costos de depreciación / amortización, el margen operativo de Chipotle cayó 150 puntos básicos el último trimestre. Los costos de los alimentos fueron los principales culpables. Los rápidos aumentos de los costos de la carne de res y los lácteos hicieron que los costos de alimentos, bebidas y envasado pasaran del 33% de las ventas al 34,5% de las ventas.

Además, los gastos generales y administrativos corporativos se dispararon más del 50% interanual, pasando del 6,1% de las ventas al 7,4% de las ventas. Esto se debió principalmente a un mayor gasto de compensación de acciones.

La semana pasada, muchos inversores parecían asustados por los problemas de margen de Chipotle. Esto se debió en parte al aumento de los costos de los alimentos el último trimestre, pero el pronóstico de la gerencia de que los costos de los alimentos aumentarían aún más en el segundo trimestre agravó estas preocupaciones. Los inversores parecen estar preocupados de que Chipotle no pueda subir los precios lo suficientemente rápido como para mantenerse al día con la inflación de los costos de los alimentos.

No hay razón para temer
Estas preocupaciones me parecen exageradas. En la llamada de ganancias, Chipotle anunció que implementará aumentos de precio de menú de un dígito medio a partir de finales de este trimestre.

Esto por sí solo no hará que los costos de los alimentos vuelvan a estar por debajo del 33%, un nivel visto tan recientemente como en 2012. Sin embargo, es probable que los rápidos aumentos de precios observados para artículos como la carne de res (hasta un 25% en solo unos pocos meses) se revierta eventualmente.

Chipotle planea subir sus precios a partir de finales de este trimestre.

Además, el aumento en los precios del menú debería mejorar la capacidad de Chipotle para aprovechar los costos no alimentarios, que representan alrededor del 50% de los ingresos. Obviamente, se necesita la misma cantidad de trabajo y gastos generales de tienda para servir el mismo burrito después de que su precio suba un 5%.

Por último, el aumento en los costos de G & ampA se ralentizará drásticamente a finales de este año, en gran parte porque los gastos de compensación de acciones se ponderan de manera desproporcionada hacia el primer semestre de 2014. Para todo el año, los costos de G & ampA aumentarán entre 50 y 60 puntos básicos con respecto a 2013. Parte de este aumento se debe a la conferencia bienal All-Manager, que se celebra en años pares y, por lo tanto, se convertirá en un viento de cola en 2015.

En resumen, mientras que Chipotle probablemente tendrá un margen difícil en el segundo trimestre, podría ver una expansión de margen sólida en la segunda mitad de 2014 y 2015. Se beneficiará de precios más altos, menores gastos de compensación de acciones y potencialmente también de la reducción de los costos de las materias primas. Esto impulsará el ya fuerte crecimiento del margen de Chipotle.

Conclusión tonta
Durante gran parte del año pasado, desconfié de las acciones de Chipotle, que parecían demasiado caras, ya que subieron a más de $ 400, $ 500 y, finalmente, $ 600. Sin embargo, la capacidad de la compañía para seguir registrando un fuerte crecimiento en las ventas de restaurantes comparables mientras agrega casi 200 restaurantes al año, y la reciente corrección del precio de las acciones, han hecho que cambie de opinión.

Las acciones de Chipotle siguen siendo caras a más de 30 veces las ganancias futuras. Sin embargo, este parece un precio que vale la pena pagar. Chipotle tiene enormes perspectivas de crecimiento a largo plazo y suficiente poder de fijación de precios para mantener o incluso mejorar su ya estelar margen de beneficio a lo largo del tiempo. Esta es una receta para obtener grandes rendimientos de inversión a largo plazo.


Chipotle Mexican Grill, Inc. luce delicioso después de un retroceso

Los inversores no estaban muy satisfechos con Parrilla Mexicana ChipotleInforme de resultados reciente (NYSE: CMG). Si bien las ganancias por acción crecieron un 7.8% a $ 2.64, no alcanzaron la estimación promedio de los analistas de $ 2.86. Como resultado, las acciones cayeron alrededor del 6%. Sin embargo, mientras que las acciones de Chipotle han subido un 50% año tras año, esta caída parece una gran oportunidad de compra.

Gráfico de Acciones de Chipotle Mexican Grill a 1 año. Fuente: YCharts.

En primer lugar, Chipotle generó un increíble crecimiento en las ventas de restaurantes comparables del 13,4% el último trimestre, a pesar del mal tiempo. En segundo lugar, la empresa sigue aumentando su número de restaurantes en más de un 10% anual, lo que impulsa el crecimiento de los ingresos aún más. En tercer lugar, Chipotle tiene el poder de fijación de precios para recuperar los márgenes que perdió debido a la inflación de costos del último trimestre, y planea implementar un aumento de precios muy pronto.

La eficiencia alcanza su punto máximo
Una buena parte de las ganancias en ventas de restaurantes comparables de Chipotle se puede atribuir a mejoras en el rendimiento: la cantidad de clientes que pueden ser atendidos por hora. (Una comparación fácil con el primer trimestre de 2013 también ayudó). Esto permitió a los restaurantes Chipotle atender a unos siete clientes adicionales durante las horas pico de almuerzo y cena.

El sólido rendimiento de Chipotle es un buen augurio para los próximos dos trimestres, que tienden a ser más ocupados debido al clima favorable. La mayoría de los restaurantes de Chipotle tienen largas filas durante varias horas al día durante la temporada alta, por lo que un rendimiento más rápido significa que cada restaurante puede, en última instancia, atender a más clientes.

Faster throughput helps Chipotle serve more customers at peak hours.

Comparable-restaurant sales gains are obviously good for revenue, but they also help Chipotle's profit margin by making better use of labor, occupancy, and capital expenses. Last quarter, labor costs fell from 23.6% to 23% of Chipotle's revenue occupancy costs fell from 6.6% to 6.1% of revenue, and depreciation and amortization expense fell from 3.2% to 2.8% of revenue.

Margin worries
Despite the good sales leverage on labor, occupancy, and depreciation/amortization costs, Chipotle's operating margin fell by 150 basis points last quarter. Food costs were the main culprit. Rapid cost increases for beef and dairy caused food, beverage, and packaging costs to move from 33% of sales to 34.5% of sales.

Furthermore, corporate general and administrative expenses soared more than 50% year over year, increasing from 6.1% of sales to 7.4% of sales. This was primarily caused by higher stock compensation expense.

Last week, many investors appeared to be spooked by Chipotle's margin issues. This was due in part to the rise in food costs last quarter, but management's forecast that food costs would rise even further in Q2 compounded these concerns. Investors seem to be worried that Chipotle can't raise prices fast enough to keep up with food cost inflation.

No reason to fear
These worries seem overblown to me. On the earnings call, Chipotle announced that it will implement mid-single-digit menu price increases starting later this quarter.

This alone will not move food costs back under 33%, a level seen as recently as 2012. However, the rapid price increases seen for items like beef (up 25% in just a few months) are likely to reverse eventually.

Chipotle plans to raise its prices starting later this quarter.

Moreover, the increase in menu prices should improve Chipotle's ability to leverage non-food costs, which represent about 50% of revenue. Obviously, it takes the same amount of labor and store overhead to serve the same burrito after its price goes up by 5%.

Lastly, the rise in G&A costs will slow dramatically later this year, largely because stock compensation expense is disproportionately weighted toward the first half of 2014. For the full year, G&A costs will increase by just 50 to 60 basis points over 2013. Part of this increase is due to the biennial All-Manager conference, which is held in even-numbered years and will therefore become a tailwind in 2015.

In sum, while Chipotle will probably have a tough Q2 margin-wise, it could see solid margin expansion in the second half of 2014 and 2015. It will benefit from higher prices, lower stock compensation expense, and potentially also from easing commodity costs. This will boost Chipotle's already-strong margin growth.

Foolish conclusion
For much of the past year, I have been wary of Chipotle stock, which seemed overpriced as it rose past $400, $500, and eventually $600. However, the company's ability to keep posting strong comparable-restaurant sales growth while adding nearly 200 restaurants a year -- and the recent stock price correction -- have changed my mind.

Chipotle stock is still pricey at more than 30 times forward earnings. This seems like a price worth paying, though. Chipotle has tremendous long-term growth prospects and enough pricing power to maintain or even improve its already-stellar profit margin over time. This is a recipe for great long-term investing returns.


Chipotle Mexican Grill, Inc. Looks Tasty After a Pullback

Investors weren't too pleased with Parrilla Mexicana Chipotle's (NYSE:CMG) recent earnings report. While earnings per share grew 7.8% to $2.64, that fell short of the average analyst estimate of $2.86. As a result, shares fell about 6%. However, while Chipotle stock is up 50% year over year, this drop seems like a great buying opportunity.

Chipotle Mexican Grill 1-Year Stock Chart. Source: YCharts.

First of all, Chipotle generated unbelievable comparable-restaurant sales growth of 13.4% last quarter, in spite of bad weather. Second, the company is still growing its restaurant count by more than 10% annually, pushing revenue growth even higher. Third, Chipotle has the pricing power to win back the margins it lost due to cost inflation last quarter -- and it plans to implement a price increase very soon.

Efficiency hits a peak
A good portion of Chipotle's comparable-restaurant sales gain can be attributed to improvements in throughput -- the number of customers who can be served per hour. (An easy comparison to Q1 2013 also helped.) This allowed Chipotle restaurants to serve about seven extra customers during the peak lunch and dinner hours.

Chipotle's strong throughput performance bodes well for the next two quarters, which tend to be busier due to the favorable weather. Most Chipotle restaurants have long lines for several hours a day during the peak season, so faster throughput means that each restaurant can ultimately serve more customers.

Faster throughput helps Chipotle serve more customers at peak hours.

Comparable-restaurant sales gains are obviously good for revenue, but they also help Chipotle's profit margin by making better use of labor, occupancy, and capital expenses. Last quarter, labor costs fell from 23.6% to 23% of Chipotle's revenue occupancy costs fell from 6.6% to 6.1% of revenue, and depreciation and amortization expense fell from 3.2% to 2.8% of revenue.

Margin worries
Despite the good sales leverage on labor, occupancy, and depreciation/amortization costs, Chipotle's operating margin fell by 150 basis points last quarter. Food costs were the main culprit. Rapid cost increases for beef and dairy caused food, beverage, and packaging costs to move from 33% of sales to 34.5% of sales.

Furthermore, corporate general and administrative expenses soared more than 50% year over year, increasing from 6.1% of sales to 7.4% of sales. This was primarily caused by higher stock compensation expense.

Last week, many investors appeared to be spooked by Chipotle's margin issues. This was due in part to the rise in food costs last quarter, but management's forecast that food costs would rise even further in Q2 compounded these concerns. Investors seem to be worried that Chipotle can't raise prices fast enough to keep up with food cost inflation.

No reason to fear
These worries seem overblown to me. On the earnings call, Chipotle announced that it will implement mid-single-digit menu price increases starting later this quarter.

This alone will not move food costs back under 33%, a level seen as recently as 2012. However, the rapid price increases seen for items like beef (up 25% in just a few months) are likely to reverse eventually.

Chipotle plans to raise its prices starting later this quarter.

Moreover, the increase in menu prices should improve Chipotle's ability to leverage non-food costs, which represent about 50% of revenue. Obviously, it takes the same amount of labor and store overhead to serve the same burrito after its price goes up by 5%.

Lastly, the rise in G&A costs will slow dramatically later this year, largely because stock compensation expense is disproportionately weighted toward the first half of 2014. For the full year, G&A costs will increase by just 50 to 60 basis points over 2013. Part of this increase is due to the biennial All-Manager conference, which is held in even-numbered years and will therefore become a tailwind in 2015.

In sum, while Chipotle will probably have a tough Q2 margin-wise, it could see solid margin expansion in the second half of 2014 and 2015. It will benefit from higher prices, lower stock compensation expense, and potentially also from easing commodity costs. This will boost Chipotle's already-strong margin growth.

Foolish conclusion
For much of the past year, I have been wary of Chipotle stock, which seemed overpriced as it rose past $400, $500, and eventually $600. However, the company's ability to keep posting strong comparable-restaurant sales growth while adding nearly 200 restaurants a year -- and the recent stock price correction -- have changed my mind.

Chipotle stock is still pricey at more than 30 times forward earnings. This seems like a price worth paying, though. Chipotle has tremendous long-term growth prospects and enough pricing power to maintain or even improve its already-stellar profit margin over time. This is a recipe for great long-term investing returns.


Chipotle Mexican Grill, Inc. Looks Tasty After a Pullback

Investors weren't too pleased with Parrilla Mexicana Chipotle's (NYSE:CMG) recent earnings report. While earnings per share grew 7.8% to $2.64, that fell short of the average analyst estimate of $2.86. As a result, shares fell about 6%. However, while Chipotle stock is up 50% year over year, this drop seems like a great buying opportunity.

Chipotle Mexican Grill 1-Year Stock Chart. Source: YCharts.

First of all, Chipotle generated unbelievable comparable-restaurant sales growth of 13.4% last quarter, in spite of bad weather. Second, the company is still growing its restaurant count by more than 10% annually, pushing revenue growth even higher. Third, Chipotle has the pricing power to win back the margins it lost due to cost inflation last quarter -- and it plans to implement a price increase very soon.

Efficiency hits a peak
A good portion of Chipotle's comparable-restaurant sales gain can be attributed to improvements in throughput -- the number of customers who can be served per hour. (An easy comparison to Q1 2013 also helped.) This allowed Chipotle restaurants to serve about seven extra customers during the peak lunch and dinner hours.

Chipotle's strong throughput performance bodes well for the next two quarters, which tend to be busier due to the favorable weather. Most Chipotle restaurants have long lines for several hours a day during the peak season, so faster throughput means that each restaurant can ultimately serve more customers.

Faster throughput helps Chipotle serve more customers at peak hours.

Comparable-restaurant sales gains are obviously good for revenue, but they also help Chipotle's profit margin by making better use of labor, occupancy, and capital expenses. Last quarter, labor costs fell from 23.6% to 23% of Chipotle's revenue occupancy costs fell from 6.6% to 6.1% of revenue, and depreciation and amortization expense fell from 3.2% to 2.8% of revenue.

Margin worries
Despite the good sales leverage on labor, occupancy, and depreciation/amortization costs, Chipotle's operating margin fell by 150 basis points last quarter. Food costs were the main culprit. Rapid cost increases for beef and dairy caused food, beverage, and packaging costs to move from 33% of sales to 34.5% of sales.

Furthermore, corporate general and administrative expenses soared more than 50% year over year, increasing from 6.1% of sales to 7.4% of sales. This was primarily caused by higher stock compensation expense.

Last week, many investors appeared to be spooked by Chipotle's margin issues. This was due in part to the rise in food costs last quarter, but management's forecast that food costs would rise even further in Q2 compounded these concerns. Investors seem to be worried that Chipotle can't raise prices fast enough to keep up with food cost inflation.

No reason to fear
These worries seem overblown to me. On the earnings call, Chipotle announced that it will implement mid-single-digit menu price increases starting later this quarter.

This alone will not move food costs back under 33%, a level seen as recently as 2012. However, the rapid price increases seen for items like beef (up 25% in just a few months) are likely to reverse eventually.

Chipotle plans to raise its prices starting later this quarter.

Moreover, the increase in menu prices should improve Chipotle's ability to leverage non-food costs, which represent about 50% of revenue. Obviously, it takes the same amount of labor and store overhead to serve the same burrito after its price goes up by 5%.

Lastly, the rise in G&A costs will slow dramatically later this year, largely because stock compensation expense is disproportionately weighted toward the first half of 2014. For the full year, G&A costs will increase by just 50 to 60 basis points over 2013. Part of this increase is due to the biennial All-Manager conference, which is held in even-numbered years and will therefore become a tailwind in 2015.

In sum, while Chipotle will probably have a tough Q2 margin-wise, it could see solid margin expansion in the second half of 2014 and 2015. It will benefit from higher prices, lower stock compensation expense, and potentially also from easing commodity costs. This will boost Chipotle's already-strong margin growth.

Foolish conclusion
For much of the past year, I have been wary of Chipotle stock, which seemed overpriced as it rose past $400, $500, and eventually $600. However, the company's ability to keep posting strong comparable-restaurant sales growth while adding nearly 200 restaurants a year -- and the recent stock price correction -- have changed my mind.

Chipotle stock is still pricey at more than 30 times forward earnings. This seems like a price worth paying, though. Chipotle has tremendous long-term growth prospects and enough pricing power to maintain or even improve its already-stellar profit margin over time. This is a recipe for great long-term investing returns.


Chipotle Mexican Grill, Inc. Looks Tasty After a Pullback

Investors weren't too pleased with Parrilla Mexicana Chipotle's (NYSE:CMG) recent earnings report. While earnings per share grew 7.8% to $2.64, that fell short of the average analyst estimate of $2.86. As a result, shares fell about 6%. However, while Chipotle stock is up 50% year over year, this drop seems like a great buying opportunity.

Chipotle Mexican Grill 1-Year Stock Chart. Source: YCharts.

First of all, Chipotle generated unbelievable comparable-restaurant sales growth of 13.4% last quarter, in spite of bad weather. Second, the company is still growing its restaurant count by more than 10% annually, pushing revenue growth even higher. Third, Chipotle has the pricing power to win back the margins it lost due to cost inflation last quarter -- and it plans to implement a price increase very soon.

Efficiency hits a peak
A good portion of Chipotle's comparable-restaurant sales gain can be attributed to improvements in throughput -- the number of customers who can be served per hour. (An easy comparison to Q1 2013 also helped.) This allowed Chipotle restaurants to serve about seven extra customers during the peak lunch and dinner hours.

Chipotle's strong throughput performance bodes well for the next two quarters, which tend to be busier due to the favorable weather. Most Chipotle restaurants have long lines for several hours a day during the peak season, so faster throughput means that each restaurant can ultimately serve more customers.

Faster throughput helps Chipotle serve more customers at peak hours.

Comparable-restaurant sales gains are obviously good for revenue, but they also help Chipotle's profit margin by making better use of labor, occupancy, and capital expenses. Last quarter, labor costs fell from 23.6% to 23% of Chipotle's revenue occupancy costs fell from 6.6% to 6.1% of revenue, and depreciation and amortization expense fell from 3.2% to 2.8% of revenue.

Margin worries
Despite the good sales leverage on labor, occupancy, and depreciation/amortization costs, Chipotle's operating margin fell by 150 basis points last quarter. Food costs were the main culprit. Rapid cost increases for beef and dairy caused food, beverage, and packaging costs to move from 33% of sales to 34.5% of sales.

Furthermore, corporate general and administrative expenses soared more than 50% year over year, increasing from 6.1% of sales to 7.4% of sales. This was primarily caused by higher stock compensation expense.

Last week, many investors appeared to be spooked by Chipotle's margin issues. This was due in part to the rise in food costs last quarter, but management's forecast that food costs would rise even further in Q2 compounded these concerns. Investors seem to be worried that Chipotle can't raise prices fast enough to keep up with food cost inflation.

No reason to fear
These worries seem overblown to me. On the earnings call, Chipotle announced that it will implement mid-single-digit menu price increases starting later this quarter.

This alone will not move food costs back under 33%, a level seen as recently as 2012. However, the rapid price increases seen for items like beef (up 25% in just a few months) are likely to reverse eventually.

Chipotle plans to raise its prices starting later this quarter.

Moreover, the increase in menu prices should improve Chipotle's ability to leverage non-food costs, which represent about 50% of revenue. Obviously, it takes the same amount of labor and store overhead to serve the same burrito after its price goes up by 5%.

Lastly, the rise in G&A costs will slow dramatically later this year, largely because stock compensation expense is disproportionately weighted toward the first half of 2014. For the full year, G&A costs will increase by just 50 to 60 basis points over 2013. Part of this increase is due to the biennial All-Manager conference, which is held in even-numbered years and will therefore become a tailwind in 2015.

In sum, while Chipotle will probably have a tough Q2 margin-wise, it could see solid margin expansion in the second half of 2014 and 2015. It will benefit from higher prices, lower stock compensation expense, and potentially also from easing commodity costs. This will boost Chipotle's already-strong margin growth.

Foolish conclusion
For much of the past year, I have been wary of Chipotle stock, which seemed overpriced as it rose past $400, $500, and eventually $600. However, the company's ability to keep posting strong comparable-restaurant sales growth while adding nearly 200 restaurants a year -- and the recent stock price correction -- have changed my mind.

Chipotle stock is still pricey at more than 30 times forward earnings. This seems like a price worth paying, though. Chipotle has tremendous long-term growth prospects and enough pricing power to maintain or even improve its already-stellar profit margin over time. This is a recipe for great long-term investing returns.


Chipotle Mexican Grill, Inc. Looks Tasty After a Pullback

Investors weren't too pleased with Parrilla Mexicana Chipotle's (NYSE:CMG) recent earnings report. While earnings per share grew 7.8% to $2.64, that fell short of the average analyst estimate of $2.86. As a result, shares fell about 6%. However, while Chipotle stock is up 50% year over year, this drop seems like a great buying opportunity.

Chipotle Mexican Grill 1-Year Stock Chart. Source: YCharts.

First of all, Chipotle generated unbelievable comparable-restaurant sales growth of 13.4% last quarter, in spite of bad weather. Second, the company is still growing its restaurant count by more than 10% annually, pushing revenue growth even higher. Third, Chipotle has the pricing power to win back the margins it lost due to cost inflation last quarter -- and it plans to implement a price increase very soon.

Efficiency hits a peak
A good portion of Chipotle's comparable-restaurant sales gain can be attributed to improvements in throughput -- the number of customers who can be served per hour. (An easy comparison to Q1 2013 also helped.) This allowed Chipotle restaurants to serve about seven extra customers during the peak lunch and dinner hours.

Chipotle's strong throughput performance bodes well for the next two quarters, which tend to be busier due to the favorable weather. Most Chipotle restaurants have long lines for several hours a day during the peak season, so faster throughput means that each restaurant can ultimately serve more customers.

Faster throughput helps Chipotle serve more customers at peak hours.

Comparable-restaurant sales gains are obviously good for revenue, but they also help Chipotle's profit margin by making better use of labor, occupancy, and capital expenses. Last quarter, labor costs fell from 23.6% to 23% of Chipotle's revenue occupancy costs fell from 6.6% to 6.1% of revenue, and depreciation and amortization expense fell from 3.2% to 2.8% of revenue.

Margin worries
Despite the good sales leverage on labor, occupancy, and depreciation/amortization costs, Chipotle's operating margin fell by 150 basis points last quarter. Food costs were the main culprit. Rapid cost increases for beef and dairy caused food, beverage, and packaging costs to move from 33% of sales to 34.5% of sales.

Furthermore, corporate general and administrative expenses soared more than 50% year over year, increasing from 6.1% of sales to 7.4% of sales. This was primarily caused by higher stock compensation expense.

Last week, many investors appeared to be spooked by Chipotle's margin issues. This was due in part to the rise in food costs last quarter, but management's forecast that food costs would rise even further in Q2 compounded these concerns. Investors seem to be worried that Chipotle can't raise prices fast enough to keep up with food cost inflation.

No reason to fear
These worries seem overblown to me. On the earnings call, Chipotle announced that it will implement mid-single-digit menu price increases starting later this quarter.

This alone will not move food costs back under 33%, a level seen as recently as 2012. However, the rapid price increases seen for items like beef (up 25% in just a few months) are likely to reverse eventually.

Chipotle plans to raise its prices starting later this quarter.

Moreover, the increase in menu prices should improve Chipotle's ability to leverage non-food costs, which represent about 50% of revenue. Obviously, it takes the same amount of labor and store overhead to serve the same burrito after its price goes up by 5%.

Lastly, the rise in G&A costs will slow dramatically later this year, largely because stock compensation expense is disproportionately weighted toward the first half of 2014. For the full year, G&A costs will increase by just 50 to 60 basis points over 2013. Part of this increase is due to the biennial All-Manager conference, which is held in even-numbered years and will therefore become a tailwind in 2015.

In sum, while Chipotle will probably have a tough Q2 margin-wise, it could see solid margin expansion in the second half of 2014 and 2015. It will benefit from higher prices, lower stock compensation expense, and potentially also from easing commodity costs. This will boost Chipotle's already-strong margin growth.

Foolish conclusion
For much of the past year, I have been wary of Chipotle stock, which seemed overpriced as it rose past $400, $500, and eventually $600. However, the company's ability to keep posting strong comparable-restaurant sales growth while adding nearly 200 restaurants a year -- and the recent stock price correction -- have changed my mind.

Chipotle stock is still pricey at more than 30 times forward earnings. This seems like a price worth paying, though. Chipotle has tremendous long-term growth prospects and enough pricing power to maintain or even improve its already-stellar profit margin over time. This is a recipe for great long-term investing returns.