Recetas tradicionales

Consejos para salsas saludables y sabrosas

Consejos para salsas saludables y sabrosas

Las salsas son un aperitivo favorito y algo adictivo para las fiestas, tanto es así que las personas a menudo pasan más tiempo con estos bocadillos que socializando con amigos. Desafortunadamente, estos entrantes inofensivos a menudo tienden a ser tan pesados ​​que no tienes ganas de mezclarte o comer mucho más después de unos pocos bocados. Pero la autora de libros de cocina, Diane Morgan, ha encontrado una solución para que las personas puedan comer sus salsas y aún así sentirse bien.

En su libro Dips flacos, se las arregló para preservar el sabor mientras reducía las calorías y la grasa para crear recetas únicas y deliciosas. Le hicimos algunas preguntas para darles a los fabricantes de salsas en casa algunos consejos y sugerencias rápidas para maximizar el sabor y reducir la grasa.

En algunas de sus recetas, utiliza productos bajos en grasa, ¿cómo afecta esto la consistencia y el sabor general de la salsa y cómo lo compensa?

Debido a que no soy un nutricionista o un dietista que tenga nociones preconcebidas sobre lo que debería ser saludable, lo hago desde el lado del chef, así que la conclusión para mí es que todos tienen que saber muy bien y que no echas de menos la grasa. Ese era mi objetivo. Aunque estoy usando ingredientes bajos en grasa, no uso queso sin grasa o falso. Me niego a hacer eso. Entonces, encuentra ese equilibrio entre la cantidad que usa y qué otros ingredientes compensarán esa falta de grasa completa.

Por cada salsa que hagas, tienes que preguntarte, ¿la estás condimentando o usando ingredientes gratuitos como hierbas frescas, ajo o cebollas que le dan poder y fuerza a una salsa sin agregar grasa?

¿Qué otros ingredientes sabrosos puedes agregar a una salsa?

Las verduras son excelentes porque son naturales. Cuando usas algo como tomates, berenjenas o coliflor, obtienes tantos sabores de los propios ingredientes y luego, si los especias adecuadamente, obtienes un montón de sabor. Usar habas frescas, edamame y otros frijoles es excelente para darle sabor a un chapuzón. También puede agregar sabor con jugo de limón, hierbas frescas, especias y chiles, si esa es la dirección que tiene en mente.

¿Cuáles son algunos dippers saludables y creativos que sugieres en lugar de papas fritas?

Tienes todas estas crudités que son opciones obvias aunque no lo pensamos. Una cosa que hice, y fue la casualidad, porque nunca antes se me había ocurrido, fue hornear envoltorios de wonton. Así que los corté en diagonal haciendo triángulos, los espolvoreé con un poco de aceite de sésamo y los horneé. Estos saben muy bien y fueron muy divertidos.

¿Algunos cazos van mejor con salsas más gruesas que con salsas más delgadas?

Si tiene una inmersión bastante resistente, necesita una astilla gruesa para que no se rompa. Entonces, para las salsas, ya que necesita algo para contener gran parte de la salsa, pruebe los chips de tortilla horneados o las rodajas de jícama. Y dependiendo del chapuzón, puedes hacer un crostini. También puede hacer chips de verduras como taro o papas fritas al horno, u otros que no sean altos en grasa. Se trata solo de emparejarlos.

¿Cuáles son algunos consejos de inmersión para las personas que no tienen un procesador de alimentos?

Bueno, en algunos casos, honestamente, se vuelve un poco complicado, porque es bastante difícil de mezclar. Hay toneladas de salsas para las que no necesitas un procesador, pero en el momento en que empiezas a hacer puré de frijoles, realmente no tengo muchas buenas opciones. Es lo que necesitas. Pero en realidad, en algunos casos, puede salirse con la suya con un mini-chuleta, la más pequeña, y la mayoría de las inmersiones en el libro encajarían en eso. Esos no son ni de lejos tan caros.

Para las tres recetas que presentamos, ¿puede sugerir otras formas de usarlas en lugar de solo como salsas?

Para la diosa verde, ciertamente puedes usarlo como aderezo para ensaladas. Sé que el estilo antiguo con la cuña de lechuga iceberg es algo retro, por lo que podría ser divertido con eso o con hojas de lechuga romana. Gírelo con un poco de aceite de oliva como aderezo.

Para el guacamole de tomatillo, sería genial con brochetas de pollo o cerdo a la parrilla.

Y para el queso, sé que suena raro, pero puedes desayunar con un par de huevos más fácilmente.

Haga clic aquí para ver la receta de Chorizo ​​Chile Con Queso Lite.


34 salsas saludables para llevar a la fiesta (que no son guacamole ni hummus)

Los salsas son las estrellas de una fiesta. Nos reunimos a su alrededor. Son un asunto comunitario. Y mientras disfrutamos del hummus y el guacamole, hemos comido galones y nos gusta cambiarlo.

La próxima vez que haya una fiesta (e incluso estamos hablando de fiestas de baile en solitario), pruebe una de estas recetas de papas fritas y vegetales saludables preparados con una variedad de ingredientes.

La mayoría de estos son vegetarianos y muchos son veganos. Algunos de los sabores son clásicos, otros creativos. Son tan buenos que usted y sus invitados se sentirán tentados a saltarse las rodajas de manzana y los palitos de apio y entrar con una cuchara.

Cuando presenta estas salsas en la mesa del buffet, no hay posibilidad de que se dupliquen. Cuando traes uno a la fiesta, realmente es algo.

Te podría gustar

1. Dip simple de guisantes y menta

Con su color verde brillante, este chapuzón canta "¡Primavera!" Los guisantes frescos están en su punto más dulce a principios de la primavera, pero incluso los guisantes congelados sentirán el amor de mezclar con ralladura de limón, menta fresca y un poco de tahini para hacerlos cremosos.

2. Dip de zanahoria asada con especias marroquíes

En lugar de mojar una zanahoria, conviértala en un dip. ¡Eso es pensar fuera de la zanahoria!

Asar zanahorias aporta una dulzura suave y mezclarlas con harissa añade un toque picante del norte de África. ¿Quién diría que las humildes zanahorias podrían ser tan emocionantes?

3. Dip de acelgas con nueces y ajo asado

La acelga suiza suave ofrece una manera fácil de obtener una dosis de verduras de hoja verde. Con un montón de vitaminas A y K, la acelga también se incluye en la nutrición.

Aquí, las verduras marchitas se pulsan en una mezcla de anacardos asados, ajo asado dulce y un poco de aceite. Mantenga un poco de textura a las verduras, no las haga puré.

4. Dip de verduras asadas con tahini

Ase las berenjenas, la cebolla morada y el pimiento rojo en un horno caliente hasta que estén tiernos. Luego mézclalos con un poco de tahini y habrás hecho un chapuzón que puedes estar orgulloso de llevar a la fiesta.

5. Dip de remolacha asada y nueces

Las remolachas asadas aportan una dulzura terrosa a esta salsa escarlata. Tahini y nueces ricas en omega-3 añaden un sabor cremoso a nuez. Este es uno de esos "¡Tienes que probarlo!" recetas.

6. Dip de pimiento rojo asado

Los pimientos rojos asados ​​son fáciles de encontrar en el supermercado, pero también son fáciles de hacer en casa y tendrán un sabor más fresco. Cargado con vitamina C, este dip naturalmente dulce te tentará a comerlo con una cuchara.

7. Dip de frijoles blancos con parmesano y ajo asado

Al asar el ajo, los dientes se vuelven dulces y suaves. Aquí, dan sabor a los frijoles cannellini enlatados, que son fáciles de mezclar.

8. Dip de frijoles negros de 5 minutos

Todos hemos estado allí: algunos amigos deciden tener una reunión de última hora y te piden que traigas un aperitivo. ¿Quién quiere salir corriendo a la tienda? Nosotros no.

En cambio, tomamos una lata de frijoles negros de la despensa y la tiramos al procesador de alimentos. ¡Agregue salsa, comino, cilantro y mucho ajo fresco y ta-da! Vas a traer algo a la fiesta.

9. Dip de guisantes amarillos partidos

Esta salsa vegana, inspirada en las habas griegas, comienza con una olla de guisantes amarillos partidos a fuego lento con cebolletas, tomillo y ajo.

Cuando los guisantes estén tiernos, tritúrelos con una cuchara de madera, no se requiere procesador de alimentos ni licuadora. Lleno de proteína y fibra, este dip se puede servir tibio oa temperatura ambiente.

10. Hummus de edamame

El entrante de sushi favorito de todos adquiere un nuevo aspecto en una salsa cremosa. Mantenga una bolsa de edamame congelado en su congelador para que pueda hacer puré este perfecto compañero de crudité en minutos.

El vibrante color verde es digno de Instagram cuando se combina con las zanahorias del mercado de agricultores en tonos que van del amarillo al rojo.

11. Dip de frijoles blancos y limón

¿Alguna vez notó que el hummus casero no es tan cremoso como el de la tienda? Bueno, esta salsa casera es súper cremosa porque usa frijoles cannellini enlatados en lugar de garbanzos.

Se convierten en un puré excepcionalmente suave con aceite de oliva, limón, ajo y una pizca de hojuelas de chile.

12. Dip de capas mexicano vegano

La inmersión de siete capas grita "¡Vamos a hacer una fiesta, todos!" Tiene que ser una de las salsas más deliciosas y festivas del planeta. Pero a veces encontramos todo ese queso y crema agria difíciles de digerir.

En esta versión vegana, un cremoso "queso" elaborado con papas y levadura nutricional cubre una capa de frijoles negros refritos. Cubra con un guacamole tradicional y decore con salsa.

13. Dip cremoso de lentejas y verduras

Sumérjase en la cocina india cocinando cebollas, pasta de tomate y curry en polvo en aceite de oliva (si desea ser más tradicional, use ghee).

Esto resalta la dulzura de las cebollas, elimina el sabor crudo de la pasta de tomate y permite que el curry en polvo florezca, lo que da lugar a sabores más profundos en el puré de lentejas.

El pan integral tostado mantiene el tema. Y las verduras de colores siempre son bienvenidas.

14. Dip de judías blancas y alcachofas

¿A quién no le encanta la salsa de alcachofas? Pero la mayoría de las versiones están cargadas de mayonesa. Un intercambio inteligente de frijoles blancos mantiene las cosas más saludables. El romero fresco y un poco de queso pecorino Romano aportan sabores italianos.

Aún mejor, las alcachofas en frascos que se requieren aquí son una manera fácil de agregar esta verdura rica en fibra a su dieta.


34 salsas saludables para llevar a la fiesta (que no son guacamole ni hummus)

Los salsas son las estrellas de una fiesta. Nos reunimos a su alrededor. Son un asunto comunitario. Y mientras disfrutamos del hummus y el guacamole, hemos comido galones y nos gusta cambiarlo.

La próxima vez que haya una fiesta (e incluso estamos hablando de fiestas de baile en solitario), pruebe una de estas recetas de papas fritas y vegetales saludables preparados con una variedad de ingredientes.

La mayoría de estos son vegetarianos y muchos son veganos. Algunos de los sabores son clásicos, otros creativos. Son tan buenos que usted y sus invitados se sentirán tentados a saltarse las rodajas de manzana y los palitos de apio y entrar con una cuchara.

Cuando presenta estas salsas en la mesa del buffet, no hay posibilidad de que se dupliquen. Cuando traes uno a la fiesta, realmente es algo.

Te podría gustar

1. Dip simple de guisantes y menta

Con su color verde brillante, este chapuzón canta "¡Primavera!" Los guisantes frescos están en su punto más dulce a principios de la primavera, pero incluso los guisantes congelados sentirán el amor de mezclar con ralladura de limón, menta fresca y un poco de tahini para hacerlos cremosos.

2. Dip de zanahoria asada con especias marroquíes

En lugar de mojar una zanahoria, conviértala en un dip. ¡Eso es pensar fuera de la zanahoria!

Asar zanahorias aporta una dulzura suave y mezclarlas con harissa agrega un toque picante del norte de África. ¿Quién diría que las humildes zanahorias podrían ser tan emocionantes?

3. Dip de acelgas con nueces y ajo asado

La acelga suave ofrece una manera fácil de obtener una dosis de verduras de hoja verde. Con un montón de vitaminas A y K, la acelga también se incluye en la nutrición.

Aquí, las verduras marchitas se pulsan en una mezcla de anacardos asados, ajo asado dulce y un poco de aceite. Mantenga un poco de textura a las verduras, no las haga puré.

4. Dip de verduras asadas con tahini

Ase las berenjenas, la cebolla morada y el pimiento rojo en un horno caliente hasta que estén tiernos. Luego mézclalos con un poco de tahini y habrás hecho un chapuzón que puedes estar orgulloso de llevar a la fiesta.

5. Dip de remolacha asada y nueces

Las remolachas asadas aportan una dulzura terrosa a esta salsa escarlata. Tahini y nueces ricas en omega-3 añaden un sabor cremoso a nuez. Este es uno de esos "¡Tienes que probarlo!" recetas.

6. Dip de pimiento rojo asado

Los pimientos rojos asados ​​son fáciles de encontrar en el supermercado, pero también son fáciles de hacer en casa y tendrán un sabor más fresco. Cargado con vitamina C, este dip naturalmente dulce te tentará a comerlo con una cuchara.

7. Dip de frijoles blancos con parmesano y ajo asado

Al asar el ajo, los dientes se vuelven dulces y suaves. Aquí, dan sabor a los frijoles cannellini enlatados, que son fáciles de mezclar.

8. Dip de frijoles negros de 5 minutos

Todos hemos estado allí: algunos amigos deciden tener una reunión de última hora y te piden que traigas un aperitivo. ¿Quién quiere salir corriendo a la tienda? Nosotros no.

En cambio, tomamos una lata de frijoles negros de la despensa y la tiramos al procesador de alimentos. ¡Agregue salsa, comino, cilantro y mucho ajo fresco y ta-da! Vas a traer algo a la fiesta.

9. Dip de guisantes amarillos partidos

Esta salsa vegana, inspirada en las habas griegas, comienza con una olla de guisantes amarillos partidos a fuego lento con cebolletas, tomillo y ajo.

Cuando los guisantes estén tiernos, tritúrelos con una cuchara de madera, no se requiere procesador de alimentos ni licuadora. Lleno de proteína y fibra, este dip se puede servir tibio oa temperatura ambiente.

10. Hummus de edamame

El entrante de sushi favorito de todos adquiere un nuevo aspecto en una salsa cremosa. Mantenga una bolsa de edamame congelado en su congelador para que pueda hacer puré este perfecto compañero de crudité en minutos.

El vibrante color verde es digno de Instagram cuando se combina con las zanahorias del mercado de agricultores en tonos que van del amarillo al rojo.

11. Dip de frijoles blancos y limón

¿Alguna vez notó que el hummus casero no es tan cremoso como el de la tienda? Bueno, esta salsa casera es súper cremosa porque usa frijoles cannellini enlatados en lugar de garbanzos.

Se convierten en un puré excepcionalmente suave con aceite de oliva, limón, ajo y una pizca de hojuelas de chile.

12. Dip de capas mexicano vegano

El baño de siete capas grita "¡Vamos a hacer una fiesta, todos!" Tiene que ser una de las salsas más deliciosas y festivas del planeta. Pero a veces encontramos todo ese queso y crema agria difíciles de digerir.

En esta versión vegana, un cremoso "queso" elaborado con papas y levadura nutricional cubre una capa de frijoles negros refritos. Cubra con un guacamole tradicional y decore con salsa.

13. Dip cremoso de lentejas y verduras

Sumérjase en la cocina india cocinando cebollas, pasta de tomate y curry en polvo en aceite de oliva (si desea ser más tradicional, use ghee).

Esto resalta la dulzura de las cebollas, elimina el sabor crudo de la pasta de tomate y permite que el curry en polvo florezca, lo que da lugar a sabores más profundos en el puré de lentejas.

El pan integral tostado mantiene el tema. Y las verduras de colores siempre son bienvenidas.

14. Dip de judías blancas y alcachofas

¿A quién no le encanta el dip de alcachofa? Pero la mayoría de las versiones están cargadas de mayonesa. Un intercambio inteligente de frijoles blancos mantiene las cosas más saludables. El romero fresco y un poco de queso pecorino Romano aportan sabores italianos.

Aún mejor, las alcachofas en frascos que se requieren aquí son una manera fácil de agregar esta verdura rica en fibra a su dieta.


34 salsas saludables para llevar a la fiesta (que no son guacamole ni hummus)

Los salsas son las estrellas de una fiesta. Nos reunimos a su alrededor. Son un asunto comunitario. Y mientras disfrutamos del hummus y el guacamole, hemos comido galones y nos gusta cambiarlo.

La próxima vez que haya una fiesta (e incluso estamos hablando de fiestas de baile en solitario), pruebe una de estas recetas de papas fritas y vegetales saludables preparados con una variedad de ingredientes.

La mayoría de estos son vegetarianos y muchos son veganos. Algunos de los sabores son clásicos, otros creativos. Son tan buenos que usted y sus invitados se sentirán tentados a saltarse las rodajas de manzana y los palitos de apio y entrar con una cuchara.

Cuando presenta estas salsas en la mesa del buffet, no hay posibilidad de que se dupliquen. Cuando traes uno a la fiesta, realmente es algo.

Te podría gustar

1. Dip simple de guisantes y menta

Con su color verde brillante, este chapuzón canta "¡Primavera!" Los guisantes frescos están en su punto más dulce a principios de la primavera, pero incluso los guisantes congelados sentirán el amor de mezclar con ralladura de limón, menta fresca y un poco de tahini para hacerlos cremosos.

2. Dip de zanahoria asada con especias marroquíes

En lugar de mojar una zanahoria, conviértala en un dip. ¡Eso es pensar fuera de la zanahoria!

Asar zanahorias aporta una dulzura suave y mezclarlas con harissa agrega un toque picante del norte de África. ¿Quién diría que las humildes zanahorias podrían ser tan emocionantes?

3. Dip de acelgas con nueces y ajo asado

La acelga suave ofrece una manera fácil de obtener una dosis de verduras de hoja verde. Con un montón de vitaminas A y K, la acelga también se incluye en la nutrición.

Aquí, las verduras marchitas se pulsan en una mezcla de anacardos asados, ajo asado dulce y un poco de aceite. Mantenga un poco de textura a las verduras, no las haga puré.

4. Dip de verduras asadas con tahini

Ase las berenjenas, la cebolla morada y el pimiento rojo en un horno caliente hasta que estén tiernos. Luego mézclalos con un poco de tahini y habrás hecho un chapuzón que puedes estar orgulloso de llevar a la fiesta.

5. Dip de remolacha asada y nueces

Las remolachas asadas aportan una dulzura terrosa a este chapuzón escarlata. Tahini y nueces ricas en omega-3 añaden un sabor cremoso a nuez. Este es uno de esos "¡Tienes que probarlo!" recetas.

6. Dip de pimiento rojo asado

Los pimientos rojos asados ​​son fáciles de encontrar en el supermercado, pero también son fáciles de hacer en casa y tendrán un sabor más fresco. Cargado con vitamina C, este dip naturalmente dulce te tentará a comerlo con una cuchara.

7. Dip de frijoles blancos con parmesano y ajo asado

Al asar el ajo, los dientes se vuelven dulces y suaves. Aquí, dan sabor a los frijoles cannellini enlatados, que son fáciles de mezclar.

8. Dip de frijoles negros de 5 minutos

Todos hemos estado allí: algunos amigos deciden tener una reunión de última hora y te piden que traigas un aperitivo. ¿Quién quiere salir corriendo a la tienda? Nosotros no.

En cambio, tomamos una lata de frijoles negros de la despensa y la tiramos al procesador de alimentos. ¡Agregue salsa, comino, cilantro y mucho ajo fresco y ta-da! Vas a traer algo a la fiesta.

9. Dip de guisantes amarillos partidos

Esta salsa vegana, inspirada en las habas griegas, comienza con una olla de guisantes amarillos partidos a fuego lento con cebolletas, tomillo y ajo.

Cuando los guisantes estén tiernos, tritúrelos con una cuchara de madera, no se requiere procesador de alimentos ni licuadora. Lleno de proteína y fibra, este dip se puede servir tibio oa temperatura ambiente.

10. Hummus de edamame

El entrante de sushi favorito de todos adquiere un nuevo aspecto en una salsa cremosa. Mantenga una bolsa de edamame congelado en su congelador para que pueda hacer puré este perfecto compañero de crudité en minutos.

El vibrante color verde es digno de Instagram cuando se combina con las zanahorias del mercado de agricultores en tonos que van del amarillo al rojo.

11. Dip de frijoles blancos al limón

¿Alguna vez notó que el hummus casero no es tan cremoso como el de la tienda? Bueno, esta salsa casera es súper cremosa porque usa frijoles cannellini enlatados en lugar de garbanzos.

Se convierten en un puré excepcionalmente suave con aceite de oliva, limón, ajo y una pizca de hojuelas de chile.

12. Dip de capas mexicano vegano

El baño de siete capas grita "¡Vamos a hacer una fiesta, todos!" Tiene que ser una de las salsas más deliciosas y festivas del planeta. Pero a veces encontramos todo ese queso y crema agria difíciles de digerir.

En esta versión vegana, un "queso" cremoso elaborado con papas y levadura nutricional cubre una capa de frijoles negros refritos. Cubra con un guacamole tradicional y decore con salsa.

13. Dip cremoso de lentejas y verduras

Sumérjase en la cocina india cocinando cebollas, pasta de tomate y curry en polvo en aceite de oliva (si desea ser más tradicional, use ghee).

Esto resalta la dulzura de las cebollas, elimina el sabor crudo de la pasta de tomate y permite que el curry en polvo florezca, lo que da lugar a sabores más profundos en el puré de lentejas.

El pan integral tostado mantiene el tema. Y las verduras de colores siempre son bienvenidas.

14. Dip de judías blancas y alcachofas

¿A quién no le encanta el dip de alcachofa? Pero la mayoría de las versiones están cargadas de mayonesa. Un intercambio inteligente de frijoles blancos mantiene las cosas más saludables. El romero fresco y un poco de queso pecorino Romano aportan sabores italianos.

Aún mejor, las alcachofas en frascos que se requieren aquí son una manera fácil de agregar esta verdura rica en fibra a su dieta.


34 salsas saludables para llevar a la fiesta (que no son guacamole ni hummus)

Los salsas son las estrellas de una fiesta. Nos reunimos a su alrededor. Son un asunto comunitario. Y mientras disfrutamos del hummus y el guacamole, hemos comido galones y nos gusta cambiarlo.

La próxima vez que haya una fiesta (e incluso estamos hablando de fiestas de baile en solitario), pruebe una de estas recetas de papas fritas y vegetales saludables preparados con una variedad de ingredientes.

La mayoría de estos son vegetarianos y muchos son veganos. Algunos de los sabores son clásicos, otros creativos. Son tan buenos que usted y sus invitados se sentirán tentados a saltarse las rodajas de manzana y los palitos de apio y entrar con una cuchara.

Cuando presenta estas salsas en la mesa del buffet, no hay posibilidad de que se dupliquen. Cuando traes uno a la fiesta, realmente es algo.

Te podría gustar

1. Dip simple de guisantes y menta

Con su color verde brillante, este chapuzón canta "¡Primavera!" Los guisantes frescos están en su punto más dulce a principios de la primavera, pero incluso los guisantes congelados sentirán el amor de mezclar con ralladura de limón, menta fresca y un poco de tahini para hacerlos cremosos.

2. Dip de zanahoria asada con especias marroquíes

En lugar de mojar una zanahoria, conviértala en un dip. ¡Eso es pensar fuera de la zanahoria!

Asar zanahorias aporta una dulzura suave y mezclarlas con harissa agrega un toque picante del norte de África. ¿Quién diría que las humildes zanahorias podrían ser tan emocionantes?

3. Dip de acelgas con nueces y ajo asado

La acelga suiza suave ofrece una manera fácil de obtener una dosis de verduras de hoja verde. Con un montón de vitaminas A y K, la acelga también se incluye en la nutrición.

Aquí, las verduras marchitas se pulsan en una mezcla de anacardos asados, ajo asado dulce y un poco de aceite. Mantenga un poco de textura a las verduras, no las haga puré.

4. Dip de verduras asadas con tahini

Ase las berenjenas, la cebolla morada y el pimiento rojo en un horno caliente hasta que estén tiernos. Luego mézclalos con un poco de tahini y habrás hecho un chapuzón que puedes estar orgulloso de llevar a la fiesta.

5. Dip de remolacha asada y nueces

Las remolachas asadas aportan una dulzura terrosa a esta salsa escarlata. Tahini y nueces ricas en omega-3 añaden un sabor cremoso a nuez. Este es uno de esos "¡Tienes que probarlo!" recetas.

6. Dip de pimiento rojo asado

Los pimientos rojos asados ​​son fáciles de encontrar en el supermercado, pero también son fáciles de hacer en casa y tendrán un sabor más fresco. Cargado con vitamina C, este dip naturalmente dulce te tentará a comerlo con una cuchara.

7. Dip de frijoles blancos con parmesano y ajo asado

Al asar el ajo, los dientes se vuelven dulces y suaves. Aquí, dan sabor a los frijoles cannellini enlatados, que son fáciles de mezclar.

8. Dip de frijoles negros de 5 minutos

Todos hemos estado allí: algunos amigos deciden tener una reunión de última hora y te piden que traigas un aperitivo. ¿Quién quiere salir corriendo a la tienda? Nosotros no.

En cambio, tomamos una lata de frijoles negros de la despensa y la tiramos al procesador de alimentos. ¡Agregue salsa, comino, cilantro y mucho ajo fresco y ta-da! Vas a traer algo a la fiesta.

9. Dip de guisantes amarillos partidos

Esta salsa vegana, inspirada en las habas griegas, comienza con una olla de guisantes amarillos partidos a fuego lento con cebolletas, tomillo y ajo.

Cuando los guisantes estén tiernos, tritúrelos con una cuchara de madera, no se requiere procesador de alimentos ni licuadora. Lleno de proteína y fibra, este dip se puede servir tibio oa temperatura ambiente.

10. Hummus de edamame

El entrante de sushi favorito de todos adquiere un nuevo aspecto en una salsa cremosa. Mantenga una bolsa de edamame congelado en su congelador para que pueda hacer puré este perfecto compañero de crudité en minutos.

El vibrante color verde es digno de Instagram cuando se combina con las zanahorias del mercado de agricultores en tonos que van del amarillo al rojo.

11. Dip de frijoles blancos y limón

¿Alguna vez notó que el hummus casero no es tan cremoso como el de la tienda? Bueno, esta salsa casera es súper cremosa porque usa frijoles cannellini enlatados en lugar de garbanzos.

Se convierten en un puré excepcionalmente suave con aceite de oliva, limón, ajo y una pizca de hojuelas de chile.

12. Dip de capas mexicano vegano

El baño de siete capas grita "¡Vamos a hacer una fiesta, todos!" Tiene que ser una de las salsas más deliciosas y festivas del planeta. Pero a veces encontramos todo ese queso y crema agria difíciles de digerir.

En esta versión vegana, un "queso" cremoso elaborado con papas y levadura nutricional cubre una capa de frijoles negros refritos. Cubra con un guacamole tradicional y decore con salsa.

13. Dip cremoso de lentejas y verduras

Sumérjase en la cocina india cocinando cebollas, pasta de tomate y curry en polvo en aceite de oliva (si desea ser más tradicional, use ghee).

Esto resalta la dulzura de las cebollas, elimina el sabor crudo de la pasta de tomate y permite que el curry en polvo florezca, lo que da lugar a sabores más profundos en el puré de lentejas.

El pan integral tostado mantiene el tema. Y las verduras de colores siempre son bienvenidas.

14. Dip de judías blancas y alcachofas

¿A quién no le encanta la salsa de alcachofas? Pero la mayoría de las versiones están cargadas de mayonesa. Un intercambio inteligente de frijoles blancos mantiene las cosas más saludables. El romero fresco y un poco de queso pecorino Romano aportan sabores italianos.

Aún mejor, las alcachofas en frascos que se requieren aquí son una manera fácil de agregar esta verdura rica en fibra a su dieta.


34 salsas saludables para llevar a la fiesta (que no son guacamole ni hummus)

Los salsas son las estrellas de una fiesta. Nos reunimos a su alrededor. Son un asunto comunitario. Y mientras disfrutamos del hummus y el guacamole, hemos comido galones y nos gusta cambiarlo.

La próxima vez que haya una fiesta (e incluso estamos hablando de fiestas de baile en solitario), pruebe una de estas recetas de papas fritas y vegetales saludables preparados con una variedad de ingredientes.

La mayoría de estos son vegetarianos y muchos son veganos. Algunos de los sabores son clásicos, otros creativos. Son tan buenos que usted y sus invitados se sentirán tentados a saltarse las rodajas de manzana y los palitos de apio y entrar con una cuchara.

Cuando presenta estas salsas en la mesa del buffet, no hay posibilidad de que se dupliquen. Cuando traes uno a la fiesta, realmente es algo.

Te podría gustar

1. Dip simple de guisantes y menta

Con su color verde brillante, este chapuzón canta "¡Primavera!" Los guisantes frescos están en su punto más dulce a principios de la primavera, pero incluso los guisantes congelados sentirán el amor de mezclar con ralladura de limón, menta fresca y un poco de tahini para hacerlos cremosos.

2. Dip de zanahoria asada con especias marroquíes

En lugar de mojar una zanahoria, conviértala en un dip. ¡Eso es pensar fuera de la zanahoria!

Asar zanahorias aporta una dulzura suave y mezclarlas con harissa añade un toque picante del norte de África. ¿Quién diría que las humildes zanahorias podrían ser tan emocionantes?

3. Dip de acelgas con nueces y ajo asado

La acelga suave ofrece una manera fácil de obtener una dosis de verduras de hoja verde. Con un montón de vitaminas A y K, la acelga también se incluye en la nutrición.

Aquí, las verduras marchitas se pulsan en una mezcla de anacardos asados, ajo asado dulce y un poco de aceite. Mantenga un poco de textura a las verduras, no las haga puré.

4. Dip de verduras asadas con tahini

Ase las berenjenas, la cebolla morada y el pimiento rojo en un horno caliente hasta que estén tiernos. Luego mézclalos con un poco de tahini y habrás hecho un chapuzón que puedes estar orgulloso de llevar a la fiesta.

5. Dip de remolacha asada y nueces

Las remolachas asadas aportan una dulzura terrosa a este chapuzón escarlata. Tahini y nueces ricas en omega-3 añaden un sabor cremoso a nuez. Este es uno de esos "¡Tienes que probarlo!" recetas.

6. Dip de pimiento rojo asado

Los pimientos rojos asados ​​son fáciles de encontrar en el supermercado, pero también son fáciles de hacer en casa y tendrán un sabor más fresco. Cargado con vitamina C, este dip naturalmente dulce te tentará a comerlo con una cuchara.

7. Dip de frijoles blancos con parmesano y ajo asado

Al asar el ajo, los dientes se vuelven dulces y suaves. Aquí, dan sabor a los frijoles cannellini enlatados, que son fáciles de mezclar.

8. Dip de frijoles negros de 5 minutos

Todos hemos estado allí: algunos amigos deciden tener una reunión de última hora y te piden que traigas un aperitivo. ¿Quién quiere salir corriendo a la tienda? Nosotros no.

En cambio, tomamos una lata de frijoles negros de la despensa y la tiramos al procesador de alimentos. ¡Agregue salsa, comino, cilantro y mucho ajo fresco y ta-da! Vas a traer algo a la fiesta.

9. Dip de guisantes amarillos partidos

Esta salsa vegana, inspirada en las habas griegas, comienza con una olla de guisantes amarillos partidos a fuego lento con cebolletas, tomillo y ajo.

Cuando los guisantes estén tiernos, tritúrelos con una cuchara de madera, no se requiere procesador de alimentos ni licuadora. Lleno de proteína y fibra, este dip se puede servir tibio oa temperatura ambiente.

10. Hummus de edamame

El entrante de sushi favorito de todos adquiere un nuevo aspecto en una salsa cremosa. Mantenga una bolsa de edamame congelado en su congelador para que pueda hacer puré este perfecto compañero de crudité en minutos.

El vibrante color verde es digno de Instagram cuando se combina con las zanahorias del mercado de agricultores en tonos que van del amarillo al rojo.

11. Dip de frijoles blancos y limón

¿Alguna vez notó que el hummus casero no es tan cremoso como el de la tienda? Bueno, esta salsa casera es súper cremosa porque usa frijoles cannellini enlatados en lugar de garbanzos.

Se convierten en un puré excepcionalmente suave con aceite de oliva, limón, ajo y una pizca de hojuelas de chile.

12. Dip de capas mexicano vegano

El baño de siete capas grita "¡Vamos a hacer una fiesta, todos!" Tiene que ser una de las salsas más deliciosas y festivas del planeta. Pero a veces encontramos todo ese queso y crema agria difíciles de digerir.

En esta versión vegana, un "queso" cremoso elaborado con papas y levadura nutricional cubre una capa de frijoles negros refritos. Cubra con un guacamole tradicional y decore con salsa.

13. Dip cremoso de lentejas y verduras

Sumérjase en la cocina india cocinando cebollas, pasta de tomate y curry en polvo en aceite de oliva (si desea ser más tradicional, use ghee).

Esto resalta la dulzura de las cebollas, elimina el sabor crudo de la pasta de tomate y permite que el curry en polvo florezca, lo que da lugar a sabores más profundos en el puré de lentejas.

El pan integral tostado mantiene el tema. Y las verduras de colores siempre son bienvenidas.

14. Dip de judías blancas y alcachofas

¿A quién no le encanta la salsa de alcachofas? Pero la mayoría de las versiones están cargadas de mayonesa. Un intercambio inteligente de frijoles blancos mantiene las cosas más saludables. El romero fresco y un poco de queso pecorino Romano aportan sabores italianos.

Aún mejor, las alcachofas en frascos que se requieren aquí son una manera fácil de agregar esta verdura rica en fibra a su dieta.


34 salsas saludables para llevar a la fiesta (que no son guacamole ni hummus)

Los salsas son las estrellas de una fiesta. Nos reunimos a su alrededor. Son un asunto comunitario. Y mientras disfrutamos del hummus y el guacamole, hemos comido galones y nos gusta cambiarlo.

La próxima vez que haya una fiesta (e incluso estamos hablando de fiestas de baile en solitario), pruebe una de estas recetas de papas fritas y vegetales saludables preparados con una variedad de ingredientes.

La mayoría de estos son vegetarianos y muchos son veganos. Algunos de los sabores son clásicos, otros creativos. Son tan buenos que usted y sus invitados se sentirán tentados a saltarse las rodajas de manzana y los palitos de apio y entrar con una cuchara.

Cuando presenta estas salsas en la mesa del buffet, no hay posibilidad de que se dupliquen. Cuando traes uno a la fiesta, realmente es algo.

Te podría gustar

1. Dip simple de guisantes y menta

Con su color verde brillante, este chapuzón canta "¡Primavera!" Los guisantes frescos están en su punto más dulce a principios de la primavera, pero incluso los guisantes congelados sentirán el amor de mezclar con ralladura de limón, menta fresca y un poco de tahini para hacerlos cremosos.

2. Dip de zanahoria asada con especias marroquíes

En lugar de mojar una zanahoria, conviértala en un dip. ¡Eso es pensar fuera de la zanahoria!

Asar zanahorias aporta una dulzura suave y mezclarlas con harissa añade un toque picante del norte de África. ¿Quién diría que las humildes zanahorias podrían ser tan emocionantes?

3. Dip de acelgas con nueces y ajo asado

La acelga suiza suave ofrece una manera fácil de obtener una dosis de verduras de hoja verde. Con un montón de vitaminas A y K, la acelga también se incluye en la nutrición.

Aquí, las verduras marchitas se pulsan en una mezcla de anacardos asados, ajo asado dulce y un poco de aceite. Keep some texture to the greens — don’t purée them.

4. Roasted vegetable dip with tahini

Roast eggplants, red onion, and red bell pepper in a hot oven until tender. Then blend them up with some tahini and you’ve made a dip you can be proud to bring to the party.

5. Roast beetroot and walnut dip

Roasted beets bring an earthy sweetness to this scarlet dip. Tahini and omega-3-rich walnuts add creamy, nutty flavor. This is one of those “You gotta try it!” recetas.

6. Roasted red pepper dip

Roasted red peppers are easy to find in the grocery store, but they’re also easy to make at home — and they’ll taste fresher. Loaded with vitamin C, this naturally sweet dip will tempt you to eat it with a spoon.

7. Roasted garlic Parmesan white bean dip

Roasting garlic turns the cloves sweet and mellow. Here, they flavor canned cannellini beans, which are simple to blend up.

8. 5-minute black bean dip

We’ve all been there: Some friends decide to have a last-minute get-together and ask you to bring an appetizer. Who wants to run out to the store? Not us.

Instead, we grab a can of black beans from the pantry and dump it into the food processor. Add salsa, cumin, cilantro, and lots of fresh garlic and ta-da! You’re bringing something to the party.

9. Split yellow pea dip

This vegan dip, inspired by Greek fava beans, starts with a pot of split yellow peas simmering with scallions, thyme, and garlic.

When the peas are tender, mash them with a wooden spoon — no food processor or blender required. Full of protein and fiber, this dip can be served warm or at room temp.

10. Edamame hummus

Everyone’s favorite sushi starter gets a new look in a creamy dip. Keep a bag of frozen edamame in your freezer so you can purée this perfect crudité partner in minutes.

The vibrant green color is Instagram-worthy when paired with farmers market carrots in hues ranging from yellow to red.

11. Lemony white bean dip

Ever notice that homemade hummus isn’t as creamy as the stuff from the store? Well, this homemade dip is super creamy because it uses canned cannellini beans instead of chickpeas.

They whirl into an exceptionally smooth purée with olive oil, lemon, garlic, and a sprinkling of chili flakes.

12. Vegan Mexican layer dip

Seven-layer dip shouts out “We’re having a party, y’all!” It has to be one of the most delicious and festive dips on the planet. But sometimes we find all that cheese and sour cream hard to digest.

In this vegan version, a creamy “queso” crafted from potatoes and nutritional yeast covers a layer of refried black beans. Top with a traditional guacamole and garnish with salsa.

13. Creamy veggie lentil dip

Dip into Indian cuisine by cooking onions, tomato paste, and curry powder in olive oil (if you want to be more traditional, use ghee).

This brings out the sweetness in the onions, takes away the raw taste of tomato paste, and allows the curry powder to bloom, leading to deeper flavors in the lentil purée.

Toasted whole-wheat naan keeps the theme going. And colorful veggies are always welcome.

14. White bean and artichoke dip

Who doesn’t love artichoke dip? But most versions are loaded with mayo. A smart swap of white beans keeps things healthier. Fresh rosemary and a little pecorino Romano cheese contribute Italian flavors.

Even better, the jarred artichokes called for here are an easy way to add this fiber-rich vegetable to your diet.


34 Healthy Dips to Bring to the Party (That Aren’t Guac or Hummus)

Dips are the stars of a party. We gather around them. They’re a communal affair. And while we enjoy hummus and guacamole, we’ve eaten gallons of them, and we like to change it up.

The next time there’s a party (and we’re even talking solo dance parties), try one of these recipes for healthy chip and veggie partners made with a variety of ingredients.

Most of these are vegetarian, and many are vegan. Some of the flavors are classic, others creative. They’re so good you and your guests will be tempted to skip the apple slices and celery sticks and go in with a spoon.

When you present these dips to the buffet table, there’s no chance of duplication. When you bring one to the party, it’s really something.

Te podría gustar

1. Simple mint pea dip

With its bright green color, this dip sings “Spring!” Fresh peas are at their sweetest in early spring, but even frozen peas will feel the love of blending with lemon zest, fresh mint, and a little tahini to make it creamy.

2. Moroccan-spiced roasted carrot dip

Instead of dipping a carrot, turn the carrot into a dip. That’s thinking outside the carrot!

Roasting carrots brings out a mellow sweetness, and blending them with harissa adds North African spicy flair. Who knew humble carrots could be so exciting?

3. Nutty Swiss chard and roasted garlic dip

Mild Swiss chard offers an easy way to get a dose of leafy greens. With loads of vitamins A and K, Swiss chard packs in the nutrition too.

Here, the wilted greens are pulsed into a blend of roasted cashews, sweet roasted garlic, and a bit of oil. Keep some texture to the greens — don’t purée them.

4. Roasted vegetable dip with tahini

Roast eggplants, red onion, and red bell pepper in a hot oven until tender. Then blend them up with some tahini and you’ve made a dip you can be proud to bring to the party.

5. Roast beetroot and walnut dip

Roasted beets bring an earthy sweetness to this scarlet dip. Tahini and omega-3-rich walnuts add creamy, nutty flavor. This is one of those “You gotta try it!” recetas.

6. Roasted red pepper dip

Roasted red peppers are easy to find in the grocery store, but they’re also easy to make at home — and they’ll taste fresher. Loaded with vitamin C, this naturally sweet dip will tempt you to eat it with a spoon.

7. Roasted garlic Parmesan white bean dip

Roasting garlic turns the cloves sweet and mellow. Here, they flavor canned cannellini beans, which are simple to blend up.

8. 5-minute black bean dip

We’ve all been there: Some friends decide to have a last-minute get-together and ask you to bring an appetizer. Who wants to run out to the store? Not us.

Instead, we grab a can of black beans from the pantry and dump it into the food processor. Add salsa, cumin, cilantro, and lots of fresh garlic and ta-da! You’re bringing something to the party.

9. Split yellow pea dip

This vegan dip, inspired by Greek fava beans, starts with a pot of split yellow peas simmering with scallions, thyme, and garlic.

When the peas are tender, mash them with a wooden spoon — no food processor or blender required. Full of protein and fiber, this dip can be served warm or at room temp.

10. Edamame hummus

Everyone’s favorite sushi starter gets a new look in a creamy dip. Keep a bag of frozen edamame in your freezer so you can purée this perfect crudité partner in minutes.

The vibrant green color is Instagram-worthy when paired with farmers market carrots in hues ranging from yellow to red.

11. Lemony white bean dip

Ever notice that homemade hummus isn’t as creamy as the stuff from the store? Well, this homemade dip is super creamy because it uses canned cannellini beans instead of chickpeas.

They whirl into an exceptionally smooth purée with olive oil, lemon, garlic, and a sprinkling of chili flakes.

12. Vegan Mexican layer dip

Seven-layer dip shouts out “We’re having a party, y’all!” It has to be one of the most delicious and festive dips on the planet. But sometimes we find all that cheese and sour cream hard to digest.

In this vegan version, a creamy “queso” crafted from potatoes and nutritional yeast covers a layer of refried black beans. Top with a traditional guacamole and garnish with salsa.

13. Creamy veggie lentil dip

Dip into Indian cuisine by cooking onions, tomato paste, and curry powder in olive oil (if you want to be more traditional, use ghee).

This brings out the sweetness in the onions, takes away the raw taste of tomato paste, and allows the curry powder to bloom, leading to deeper flavors in the lentil purée.

Toasted whole-wheat naan keeps the theme going. And colorful veggies are always welcome.

14. White bean and artichoke dip

Who doesn’t love artichoke dip? But most versions are loaded with mayo. A smart swap of white beans keeps things healthier. Fresh rosemary and a little pecorino Romano cheese contribute Italian flavors.

Even better, the jarred artichokes called for here are an easy way to add this fiber-rich vegetable to your diet.


34 Healthy Dips to Bring to the Party (That Aren’t Guac or Hummus)

Dips are the stars of a party. We gather around them. They’re a communal affair. And while we enjoy hummus and guacamole, we’ve eaten gallons of them, and we like to change it up.

The next time there’s a party (and we’re even talking solo dance parties), try one of these recipes for healthy chip and veggie partners made with a variety of ingredients.

Most of these are vegetarian, and many are vegan. Some of the flavors are classic, others creative. They’re so good you and your guests will be tempted to skip the apple slices and celery sticks and go in with a spoon.

When you present these dips to the buffet table, there’s no chance of duplication. When you bring one to the party, it’s really something.

Te podría gustar

1. Simple mint pea dip

With its bright green color, this dip sings “Spring!” Fresh peas are at their sweetest in early spring, but even frozen peas will feel the love of blending with lemon zest, fresh mint, and a little tahini to make it creamy.

2. Moroccan-spiced roasted carrot dip

Instead of dipping a carrot, turn the carrot into a dip. That’s thinking outside the carrot!

Roasting carrots brings out a mellow sweetness, and blending them with harissa adds North African spicy flair. Who knew humble carrots could be so exciting?

3. Nutty Swiss chard and roasted garlic dip

Mild Swiss chard offers an easy way to get a dose of leafy greens. With loads of vitamins A and K, Swiss chard packs in the nutrition too.

Here, the wilted greens are pulsed into a blend of roasted cashews, sweet roasted garlic, and a bit of oil. Keep some texture to the greens — don’t purée them.

4. Roasted vegetable dip with tahini

Roast eggplants, red onion, and red bell pepper in a hot oven until tender. Then blend them up with some tahini and you’ve made a dip you can be proud to bring to the party.

5. Roast beetroot and walnut dip

Roasted beets bring an earthy sweetness to this scarlet dip. Tahini and omega-3-rich walnuts add creamy, nutty flavor. This is one of those “You gotta try it!” recetas.

6. Roasted red pepper dip

Roasted red peppers are easy to find in the grocery store, but they’re also easy to make at home — and they’ll taste fresher. Loaded with vitamin C, this naturally sweet dip will tempt you to eat it with a spoon.

7. Roasted garlic Parmesan white bean dip

Roasting garlic turns the cloves sweet and mellow. Here, they flavor canned cannellini beans, which are simple to blend up.

8. 5-minute black bean dip

We’ve all been there: Some friends decide to have a last-minute get-together and ask you to bring an appetizer. Who wants to run out to the store? Not us.

Instead, we grab a can of black beans from the pantry and dump it into the food processor. Add salsa, cumin, cilantro, and lots of fresh garlic and ta-da! You’re bringing something to the party.

9. Split yellow pea dip

This vegan dip, inspired by Greek fava beans, starts with a pot of split yellow peas simmering with scallions, thyme, and garlic.

When the peas are tender, mash them with a wooden spoon — no food processor or blender required. Full of protein and fiber, this dip can be served warm or at room temp.

10. Edamame hummus

Everyone’s favorite sushi starter gets a new look in a creamy dip. Keep a bag of frozen edamame in your freezer so you can purée this perfect crudité partner in minutes.

The vibrant green color is Instagram-worthy when paired with farmers market carrots in hues ranging from yellow to red.

11. Lemony white bean dip

Ever notice that homemade hummus isn’t as creamy as the stuff from the store? Well, this homemade dip is super creamy because it uses canned cannellini beans instead of chickpeas.

They whirl into an exceptionally smooth purée with olive oil, lemon, garlic, and a sprinkling of chili flakes.

12. Vegan Mexican layer dip

Seven-layer dip shouts out “We’re having a party, y’all!” It has to be one of the most delicious and festive dips on the planet. But sometimes we find all that cheese and sour cream hard to digest.

In this vegan version, a creamy “queso” crafted from potatoes and nutritional yeast covers a layer of refried black beans. Top with a traditional guacamole and garnish with salsa.

13. Creamy veggie lentil dip

Dip into Indian cuisine by cooking onions, tomato paste, and curry powder in olive oil (if you want to be more traditional, use ghee).

This brings out the sweetness in the onions, takes away the raw taste of tomato paste, and allows the curry powder to bloom, leading to deeper flavors in the lentil purée.

Toasted whole-wheat naan keeps the theme going. And colorful veggies are always welcome.

14. White bean and artichoke dip

Who doesn’t love artichoke dip? But most versions are loaded with mayo. A smart swap of white beans keeps things healthier. Fresh rosemary and a little pecorino Romano cheese contribute Italian flavors.

Even better, the jarred artichokes called for here are an easy way to add this fiber-rich vegetable to your diet.


34 Healthy Dips to Bring to the Party (That Aren’t Guac or Hummus)

Dips are the stars of a party. We gather around them. They’re a communal affair. And while we enjoy hummus and guacamole, we’ve eaten gallons of them, and we like to change it up.

The next time there’s a party (and we’re even talking solo dance parties), try one of these recipes for healthy chip and veggie partners made with a variety of ingredients.

Most of these are vegetarian, and many are vegan. Some of the flavors are classic, others creative. They’re so good you and your guests will be tempted to skip the apple slices and celery sticks and go in with a spoon.

When you present these dips to the buffet table, there’s no chance of duplication. When you bring one to the party, it’s really something.

Te podría gustar

1. Simple mint pea dip

With its bright green color, this dip sings “Spring!” Fresh peas are at their sweetest in early spring, but even frozen peas will feel the love of blending with lemon zest, fresh mint, and a little tahini to make it creamy.

2. Moroccan-spiced roasted carrot dip

Instead of dipping a carrot, turn the carrot into a dip. That’s thinking outside the carrot!

Roasting carrots brings out a mellow sweetness, and blending them with harissa adds North African spicy flair. Who knew humble carrots could be so exciting?

3. Nutty Swiss chard and roasted garlic dip

Mild Swiss chard offers an easy way to get a dose of leafy greens. With loads of vitamins A and K, Swiss chard packs in the nutrition too.

Here, the wilted greens are pulsed into a blend of roasted cashews, sweet roasted garlic, and a bit of oil. Keep some texture to the greens — don’t purée them.

4. Roasted vegetable dip with tahini

Roast eggplants, red onion, and red bell pepper in a hot oven until tender. Then blend them up with some tahini and you’ve made a dip you can be proud to bring to the party.

5. Roast beetroot and walnut dip

Roasted beets bring an earthy sweetness to this scarlet dip. Tahini and omega-3-rich walnuts add creamy, nutty flavor. This is one of those “You gotta try it!” recetas.

6. Roasted red pepper dip

Roasted red peppers are easy to find in the grocery store, but they’re also easy to make at home — and they’ll taste fresher. Loaded with vitamin C, this naturally sweet dip will tempt you to eat it with a spoon.

7. Roasted garlic Parmesan white bean dip

Roasting garlic turns the cloves sweet and mellow. Here, they flavor canned cannellini beans, which are simple to blend up.

8. 5-minute black bean dip

We’ve all been there: Some friends decide to have a last-minute get-together and ask you to bring an appetizer. Who wants to run out to the store? Not us.

Instead, we grab a can of black beans from the pantry and dump it into the food processor. Add salsa, cumin, cilantro, and lots of fresh garlic and ta-da! You’re bringing something to the party.

9. Split yellow pea dip

This vegan dip, inspired by Greek fava beans, starts with a pot of split yellow peas simmering with scallions, thyme, and garlic.

When the peas are tender, mash them with a wooden spoon — no food processor or blender required. Full of protein and fiber, this dip can be served warm or at room temp.

10. Edamame hummus

Everyone’s favorite sushi starter gets a new look in a creamy dip. Keep a bag of frozen edamame in your freezer so you can purée this perfect crudité partner in minutes.

The vibrant green color is Instagram-worthy when paired with farmers market carrots in hues ranging from yellow to red.

11. Lemony white bean dip

Ever notice that homemade hummus isn’t as creamy as the stuff from the store? Well, this homemade dip is super creamy because it uses canned cannellini beans instead of chickpeas.

They whirl into an exceptionally smooth purée with olive oil, lemon, garlic, and a sprinkling of chili flakes.

12. Vegan Mexican layer dip

Seven-layer dip shouts out “We’re having a party, y’all!” It has to be one of the most delicious and festive dips on the planet. But sometimes we find all that cheese and sour cream hard to digest.

In this vegan version, a creamy “queso” crafted from potatoes and nutritional yeast covers a layer of refried black beans. Top with a traditional guacamole and garnish with salsa.

13. Creamy veggie lentil dip

Dip into Indian cuisine by cooking onions, tomato paste, and curry powder in olive oil (if you want to be more traditional, use ghee).

This brings out the sweetness in the onions, takes away the raw taste of tomato paste, and allows the curry powder to bloom, leading to deeper flavors in the lentil purée.

Toasted whole-wheat naan keeps the theme going. And colorful veggies are always welcome.

14. White bean and artichoke dip

Who doesn’t love artichoke dip? But most versions are loaded with mayo. A smart swap of white beans keeps things healthier. Fresh rosemary and a little pecorino Romano cheese contribute Italian flavors.

Even better, the jarred artichokes called for here are an easy way to add this fiber-rich vegetable to your diet.


34 Healthy Dips to Bring to the Party (That Aren’t Guac or Hummus)

Dips are the stars of a party. We gather around them. They’re a communal affair. And while we enjoy hummus and guacamole, we’ve eaten gallons of them, and we like to change it up.

The next time there’s a party (and we’re even talking solo dance parties), try one of these recipes for healthy chip and veggie partners made with a variety of ingredients.

Most of these are vegetarian, and many are vegan. Some of the flavors are classic, others creative. They’re so good you and your guests will be tempted to skip the apple slices and celery sticks and go in with a spoon.

When you present these dips to the buffet table, there’s no chance of duplication. When you bring one to the party, it’s really something.

Te podría gustar

1. Simple mint pea dip

With its bright green color, this dip sings “Spring!” Fresh peas are at their sweetest in early spring, but even frozen peas will feel the love of blending with lemon zest, fresh mint, and a little tahini to make it creamy.

2. Moroccan-spiced roasted carrot dip

Instead of dipping a carrot, turn the carrot into a dip. That’s thinking outside the carrot!

Roasting carrots brings out a mellow sweetness, and blending them with harissa adds North African spicy flair. Who knew humble carrots could be so exciting?

3. Nutty Swiss chard and roasted garlic dip

Mild Swiss chard offers an easy way to get a dose of leafy greens. With loads of vitamins A and K, Swiss chard packs in the nutrition too.

Here, the wilted greens are pulsed into a blend of roasted cashews, sweet roasted garlic, and a bit of oil. Keep some texture to the greens — don’t purée them.

4. Roasted vegetable dip with tahini

Roast eggplants, red onion, and red bell pepper in a hot oven until tender. Then blend them up with some tahini and you’ve made a dip you can be proud to bring to the party.

5. Roast beetroot and walnut dip

Roasted beets bring an earthy sweetness to this scarlet dip. Tahini and omega-3-rich walnuts add creamy, nutty flavor. This is one of those “You gotta try it!” recetas.

6. Roasted red pepper dip

Roasted red peppers are easy to find in the grocery store, but they’re also easy to make at home — and they’ll taste fresher. Loaded with vitamin C, this naturally sweet dip will tempt you to eat it with a spoon.

7. Roasted garlic Parmesan white bean dip

Roasting garlic turns the cloves sweet and mellow. Here, they flavor canned cannellini beans, which are simple to blend up.

8. 5-minute black bean dip

We’ve all been there: Some friends decide to have a last-minute get-together and ask you to bring an appetizer. Who wants to run out to the store? Not us.

Instead, we grab a can of black beans from the pantry and dump it into the food processor. Add salsa, cumin, cilantro, and lots of fresh garlic and ta-da! You’re bringing something to the party.

9. Split yellow pea dip

This vegan dip, inspired by Greek fava beans, starts with a pot of split yellow peas simmering with scallions, thyme, and garlic.

When the peas are tender, mash them with a wooden spoon — no food processor or blender required. Full of protein and fiber, this dip can be served warm or at room temp.

10. Edamame hummus

Everyone’s favorite sushi starter gets a new look in a creamy dip. Keep a bag of frozen edamame in your freezer so you can purée this perfect crudité partner in minutes.

The vibrant green color is Instagram-worthy when paired with farmers market carrots in hues ranging from yellow to red.

11. Lemony white bean dip

Ever notice that homemade hummus isn’t as creamy as the stuff from the store? Well, this homemade dip is super creamy because it uses canned cannellini beans instead of chickpeas.

They whirl into an exceptionally smooth purée with olive oil, lemon, garlic, and a sprinkling of chili flakes.

12. Vegan Mexican layer dip

Seven-layer dip shouts out “We’re having a party, y’all!” It has to be one of the most delicious and festive dips on the planet. But sometimes we find all that cheese and sour cream hard to digest.

In this vegan version, a creamy “queso” crafted from potatoes and nutritional yeast covers a layer of refried black beans. Top with a traditional guacamole and garnish with salsa.

13. Creamy veggie lentil dip

Dip into Indian cuisine by cooking onions, tomato paste, and curry powder in olive oil (if you want to be more traditional, use ghee).

This brings out the sweetness in the onions, takes away the raw taste of tomato paste, and allows the curry powder to bloom, leading to deeper flavors in the lentil purée.

Toasted whole-wheat naan keeps the theme going. And colorful veggies are always welcome.

14. White bean and artichoke dip

Who doesn’t love artichoke dip? But most versions are loaded with mayo. A smart swap of white beans keeps things healthier. Fresh rosemary and a little pecorino Romano cheese contribute Italian flavors.

Even better, the jarred artichokes called for here are an easy way to add this fiber-rich vegetable to your diet.