Recetas tradicionales

Maxwell House apunta a la 'nueva generación' con un nuevo aspecto

Maxwell House apunta a la 'nueva generación' con un nuevo aspecto


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Maxwell House espera atraer al mercado de la generación del milenio con una nueva apariencia y más opciones de productos.

Maxwell House, la marca de café de 121 años que alguna vez fue respaldada por el presidente Theodore Roosevelt como "buena hasta la última gota", ha actualizado su imagen y línea de productos en un esfuerzo por atraer a una "nueva generación" de bebedores de café. Aquí hay un vistazo al cambio de marca:

En marzo, Maxwell House presentó sus dos sabores más populares en formato de una sola porción (Maxwell House Pods): Original Roast y Master Blend.

La imagen y las variedades de productos “redefinidas” y “reconfiguradas” se dirigirán a los adultos jóvenes que buscan comenzar el día con el pie derecho, ya sea que estén a punto de embarcarse en “vender ese auto viejo, solicitar un trabajo o conseguir un primer apartamento ".

La nueva campaña publicitaria combinará el eslogan icónico "bueno hasta la última gota" de Maxwell House con una nueva campaña llamada "Diga buenos días a un buen día". La campaña incluirá anuncios en televisión, impresos y digitales diseñados para atraer a una audiencia de adultos jóvenes.

Karen Lo es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en Twitter @appleplexy.


Los federales detallan el 'programa de seguridad mejorado' de Ghislaine Maxwell en prisión

Es la lista Top Ten en la que nadie quiere estar.

Momentos después de que los federales arrestaran a Ghislaine Maxwell el jueves por supuestamente acorralar a niñas menores de edad para el placer pervertido de su amigo Jeffrey Epstein, los fuegos artificiales comenzaron a estallar en las vidas de ciertos multimillonarios y playboys que se codeaban con los dos.

Y no del tipo feliz del 4 de julio.

Dado que nadie estaba más cerca del pedófilo multimillonario que Maxwell, cuya red se extendía desde Nueva York hasta Francia, Israel, el Palacio de Buckingham y el Caribe, los que lo saben, sin duda, están preocupados por la suciedad que podría arrojar para mantenerse fuera de la cárcel.

Particularmente después de que los fiscales prometieron & # 8220 llevar justicia & # 8221 a otros posibles facilitadores del abuso sexual y tráfico de Epstein # 8217.

Un amigo, el presentador de televisión Christopher Mason, dijo que cree que ella tenía acceso a cintas de video de todas las propiedades de Epstein y # 8217, y las imágenes han desaparecido.

"Estoy seguro de que tiene acceso a los videos", dijo Mason. “Mucha gente poderosa estará más que un poco preocupada. & # 8221

Entonces, ¿quién, entre el infame libro negro de Epstein, necesitará un buen abogado si & # 8220G-Max & # 8221, el alias que usaba Maxwell cuando movía dinero, comienza a cantar?

En la parte superior de la lista están los imanes de escándalo habituales, el príncipe Andrew, Bill Clinton y Alan Dershowitz. Todos se quedaron con Epstein, pero cada uno tiene un historial de escabullirse de los atascos.

Otros asociados de Epstein con menos experiencia en la banca caliente podrían comenzar a retorcerse.

El multimillonario propietario de fondos de cobertura Glenn Dubin, por ejemplo, quien es la mitad de una super pareja consumada de Manhattan: su sorprendente esposa, la Dra. Eva Andersson-Dubin, fundó el Centro de Senos Dubin del Instituto de Cáncer Tisch en el Centro Médico Mount Sinai.

Tienen tres hijos y viven una vida de lujo brillante, todos chefs privados y jets privados, con casas en Palm Beach, el condado de Westchester, Suecia y un rancho en Gunnison, Colorado.

Pero la amistad de Dubin con Epstein y Maxwell era profunda.

Ver también

Este es el caso de la Fed & # 039s contra Ghislaine Maxwell

Su esposa salió con Epstein durante unos años antes de casarse con Dubin en 1994, y Andersson-Dubin defendió al pervertido depredador después de su condena en 2008 por cargos de prostitución, diciendo que estaba "100% cómoda con Jeffrey Epstein con mis hijos", quienes estaban menores de edad en el momento.

Los Dubin niegan rotundamente las afirmaciones de la víctima de abuso sexual Virginia Roberts Giuffre, quien en una declaración de 2016 afirmó que Maxwell la envió a tener relaciones sexuales con Dubin después de su "entrenamiento".

También está la hermosa condesa de altos vuelos a quien los investigadores supuestamente quieren interrogar tras el arresto de Maxwell.

Clare Hazell, ahora conocida como la condesa de Iveagh, fue una vez solo una estudiante regular y desapercibida de la Universidad Estatal de Ohio (aunque con la matrícula supuestamente pagada por Epstein). Luego se casó con Edward Guinness de la famosa familia cervecera en 2001.

Hazell, de 44 años, podría ser de interés para los fiscales porque trabajó para Epstein en la década de 1990 y voló en su jet Lolita Express al menos 32 veces entre 1998 y 2000. Pudo haber sido testigo de los tratos de Maxwell con otros amigos adinerados.

Ver también

Investigadores observan al aristócrata de la cerveza Guinness en medio del arresto de Ghislaine Maxwell & # 039s

Larry Summers, mentor de Sheryl Sandberg & # 8217 y ex presidente de Harvard, ayudó a reforzar la reputación de Epstein & # 8217, tomando $ 30 millones del multimillonario para crear Harvard & # 8217s Epstein Program for Mathematical Biology and Evolutionary Dynamics, según Slate.

Según los informes, Epstein solo aceptó que se adjuntara su nombre después de ser persuadido por el propio Summers.

Summers apareció en los registros de vuelo de Lolita Express, y la organización benéfica privada de Epstein financió una organización sin fines de lucro que produce un programa de televisión presentado por Summers & # 8217 esposa, informó el Daily Beast el año pasado.

El político casado Ehud Barak, de 77 años, ex primer ministro de Israel, ha visto al actual primer ministro Benjamin Netanyahu rechazar aparentemente todas las acusaciones y desafíos políticos, mientras que los vínculos de Barak con Epstein lo persiguen constantemente.

Barak fue atacado por Netanyahu, quien tuiteó artículos y fotografías de Barak saliendo de la casa de Epstein en 2016.

Una vez dijo que conoció a Epstein “más de 10 veces y mucho menos de cien veces, pero no puedo decirles exactamente cuántas. No llevo la cuenta. A lo largo de los años, lo he visto en ocasiones ".

La fiscal federal interina de la ciudad de Nueva York, Audrey Strauss, habla en una conferencia de prensa para anunciar los cargos contra Ghislaine Maxwell. JASON SZENES / EPA-EFE / Shutterstoc

Barak admitió que visitó a Epstein en dos de sus casas de Nueva York y voló una vez al famoso escondite de la isla de los pedófilos de Epstein, aunque negó haber participado en fiestas sexuales u orgías en el elegante retiro.

Leslie Wexner, la dueña multimillonaria de Victoria & # 8217s Secret, nunca ha sido acusada de nada. Pero uno tiene que preguntarse por qué, según los informes, el titán contrataría a Epstein, que entonces era poco más que un ex-maestro de matemáticas de secundaria glorificado con solo unos pocos años en Wall Street, como su asesor financiero en 1987, y luego le otorgaría un poder notarial. su fortuna.

"Es una relación extraña", dijo a la revista New York Magazine en ese momento un Wall Streeter que supuestamente conocía a Epstein. “Simplemente no es típico que alguien con una riqueza tan enorme de repente le dé su dinero a un tipo del que la mayoría de la gente nunca ha oído hablar”.

Para su crédito, Wexner desconectó su conexión en 2007, diciendo: & # 8220 No habría seguido trabajando con ninguna persona capaz de un comportamiento tan atroz y repugnante como se ha informado sobre él. & # 8221

Ver también

Multimillonario detrás de Victoria & # 039s Secret & # 039embarrassed & # 039 by Epstein ties

Un representante de Wexner llamó a The Post después de que un reportero dejara mensajes sobre los vínculos de su cliente con Epstein, pero se negó a comentar más.

Fue más suave que algunos representantes para los nombres en negrita que sonaban inusualmente desesperados cuando The Post lo contactaba, alternativamente amenazando con acciones legales y suplicando que no se mencionaran en forma impresa.

El exgobernador de Nuevo México Bill Richardson, de 72 años, y el exsenador estadounidense George Mitchell, de 86, probablemente nunca imaginaron ser parte de un escándalo sexual tan tarde en sus vidas y carreras.

En el caso de Mitchell, la ironía fue suprema. Era conocido por supervisar el fondo de compensación de la Arquidiócesis de Filadelfia para las víctimas de abuso sexual por parte del clero en 2018.

Richardson preferiría ser recordado por impulsar el primer puerto espacial construido especialmente en el mundo cuando fue gobernador.

Ahora los dos están haciendo todo lo posible para distanciarse de Epstein, especialmente después del arresto el jueves de Maxwell en la pequeña ciudad de Bradford, NH, donde vivía en un lujoso escondite multimillonario en el bosque.

Ambos han negado las afirmaciones de Giuffre de que Epstein y Maxwell le "instruyeron" a tener relaciones sexuales con ellos, incluido un incidente en el que dijo que le dio a Mitchell un masaje sexual en la mansión de Epstein en Palm Beach, donde estaba su cuerpo. poner en el menú del banquete. & # 8221

& # 8220 Nunca me he reunido, hablado o tenido contacto con la Sra. Giuffre ”, dijo Mitchell a Fox News el verano pasado.

& # 8220 En mis contactos con el Sr. Epstein nunca observé ni sospeché ninguna conducta inapropiada con niñas menores de edad. Solo supe de sus acciones cuando fueron informadas en los medios de comunicación relacionados con su enjuiciamiento en Florida. No hemos tenido más contacto. & # 8221

Richardson también se apresuró a emitir una contundente refutación el verano pasado, diciendo que solo tenía interacciones & # 8220 limitadas & # 8221 con Epstein y nunca en presencia de niñas jóvenes o menores de edad. También negó haber estado en Pedophile Island o haber conocido a Giuffre.


El ascenso del D.I.Y. Hagadá

Cómo presentar algunos personajes nuevos, incluso emoji, a tu Seder socialmente distanciado.

¿Qué hace que esta Pascua sea diferente de todas las demás Pascua?

Dado que el coronavirus se asemeja a una plaga de proporciones bíblicas y requiere un estricto distanciamiento social, los únicos invitados a las festividades de este año pueden ser de la Hagadá: un libro de oraciones que guía a los celebrantes a través de la cena ceremonial de 14 partes conocida como el Seder. Las páginas de la Hagadá están llenas de personajes clásicos de la Pascua como Moisés, el faraón, Elías el profeta ... y Harry Potter.

A pesar de que la Hagadá continúa documentando tradiciones milenarias en texto hebreo y arameo, las ediciones publicadas en los últimos años también han comenzado a incorporar temas modernos como conceptos abstractos (memoria), realidades políticas (refugiados, presidentes) e íconos de la cultura pop (Jerry Seinfeld , emoji!), así como obras de autores como Jonathan Safran Foer o el fallecido sobreviviente del Holocausto Elie Wiesel. Se han producido con el celo y las interpretaciones creativas que a menudo se ven en los fan fiction.

"Eso es lo maravilloso del judaísmo: es la religión más hágalo usted mismo", dijo el escritor de humor Dave Barry.

Ni siquiera tienes que ser judío para reescribir textos judíos. El Sr. Barry, por ejemplo, es hijo de un ministro presbiteriano, aunque eso no le impidió escribir "¿Por esto salimos de Egipto?" con Alan Zweibel y Adam Mansbach, ambos judíos. (El Sr. Barry está casado con una mujer judía, tiene una hija judía y ha asistido a una buena cantidad de seders).

"La Hagadá en Estados Unidos es como los Kit Kats en Japón", dijo David Zvi Kalman, editor de la Hagadá de Asufa, que presenta ricas ilustraciones de un colectivo de artistas israelíes. “Es un producto que acepta una amplia variedad de sabores. Probablemente sea el libro judío más accesible del mercado ".

Está la actualización del viejo clásico. La edición de Maxwell House, que combina la colocación de productos de café kosher para Pesaj con la liturgia judía y se ha convertido en una de las versiones más ubicuas y reconocibles al instante, lanzó el año pasado un volumen inspirado en el programa de televisión "The Marvelous Mrs. Maisel".

Los asentimientos incluyen una cubierta malva para reemplazar el amarillo pálido original, páginas "manchadas" con anillos de vino, un recuadro con una receta para Midge's Brisket y anuncios antiguos de la época en que se desarrolla el espectáculo. (Este volumen en particular solo se podía comprar con los posos de café, lo que provocó un debate en las redes sociales sobre si beber o desechar el café).

Para Gabrielle Birkner y Elissa Strauss, las autoras de la Hagadá de Kveller para niños, el tema era la memoria. "Si miras el plato del Seder, estás comiendo comida de memoria", dijo Birkner, refiriéndose a alimentos básicos como el matzá y el perejil. "Queríamos entender cómo nos conectan de generación en generación".

En el ámbito político, está la "Hagadá de la Pascua de Trump", una parodia con guión cuyo elenco de personajes incluye a Steve Bannon, Steven Mnuchin, Stephen Miller, God y Jerry Seinfeld (su autor, Dave Cowen, también escribió el tema de "Seinfeld" “Yada Yada Hagaddah”). Y una Hagadá orientada a la justicia social de la Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante, o HIAS, vincula las referencias a las poblaciones de refugiados de hoy en día, como los rohingya o los de Siria, con la historia más amplia de la historia de la esclavitud de la Pascua.

Para Jordan B. Gorfinkel, editor de cómics, conferencista y el cerebro detrás de una popular novela gráfica La Hagadá publicada el año pasado, traducir la mezcla de rituales y canciones en una narrativa de tres arcos con diálogo se sintió como una especie de regreso a casa, dado el estilo judío. raíces del arte del cómic.

“Es una Hagadá utilitaria”, dijo. “No queda nada fuera. Incluso las partes aburridas están incluidas ".

Otra Hagadá, de Martin Bodek, no tiene palabras en absoluto. Escrito en bits y bobs durante los últimos dos años, el emoji Haggadah se volvió a redactar con cada actualización del teclado emoji y se lee como un acertijo del tamaño de un libro. A diferencia de las Haggadot tradicionales, se lee de izquierda a derecha.

"En lugar de personas sentadas y discutiendo, ¿por qué no resolver un rompecabezas?" Dijo el Sr. Bodek.

Producir la obra no estuvo exento de desafíos. "¡No hay símbolo para matzá!" él dijo. Aún más difícil: todavía no hay emoji para "el", dijo.

Este año, Bodek ha producido una Hagadá de coronavirus: "Todos se lavan las manos, esta vez durante 40 segundos".

En el mundo de los libros de oraciones judíos, la personalización no es nada nuevo. En algunas bodas y bar mitzvah, los obsequios de la fiesta incluyen folletos de oración que conmemoran los nombres de los anfitriones y la fecha del evento. Pero la Hagadá inspira versiones incomparables de devoción y creatividad.

"Tiene un poder tan poderoso en la imaginación porque cuenta una historia de libertad a través de la esclavitud", dijo Arthur Kiron, curador de la colección Judaica en las bibliotecas de la Universidad de Pensilvania, cuya famosa colección Arnold Levin Haggadah contiene 1.800 volúmenes en 20 idiomas.

Para los creadores que han pasado meses, y a veces años, para crear sus propias obras, a menudo autofinanciadas, el formato de las vacaciones, la tradición de contar historias y la llegada de Internet han sido de gran ayuda.

Al igual que el Día de Acción de Gracias, el Seder es una piedra de toque cultural: ampliamente celebrado, accesible para los marginados o incluso fuera de la comunidad. El hecho de que tenga lugar en el hogar invita a las tradiciones familiares, y por mucho que los padres sientan la necesidad de transmitir la historia y su mensaje a la próxima generación, también existe la realidad de competir con períodos de atención limitados y bocas hambrientas durante las horas previas a la cena. servido. (Durante los últimos dos años, "30 Minute Seder" ha sido la Hagadá más vendida en Amazon. La mayoría de estos títulos están disponibles allí. (Para compradores indecisos o entusiastas, una tienda en línea llamada Haggadahs-R-Us ofrece una selección de cinco títulos: un conjunto de muestras de la hagadá. Para aquellos que deseen hacer las suyas propias, haggadot.com ofrece plantillas y material de origen en varios idiomas ".)

“La Hagadá casi exige que sea interactiva”, dijo el rabino Rachel Grant Meyer, autora de la Hagadá HIAS. “Está diseñado para utilizar todos tus sentidos. Son unas vacaciones realmente sensoriales. Realmente son unas vacaciones en casa. Es algo que cualquiera puede hacer ".

Muchas comunidades, especialmente las que se encuentran fuera de Israel, albergan Seders durante dos noches consecutivas. "Dos noches realmente se prestan a tener una segunda noche divertida", dijo el Sr. Cowen - ingrese a la Hagadá alternativa.

Los ávidos coleccionistas incluso han legado títulos raros y colecciones enteras a la Universidad Emory de la Universidad de Pensilvania, la Universidad de California, Berkeley, el Museo Británico, la Biblioteca Morgan y la Biblioteca del Congreso, cuya Hagadá en Washington se remonta a 1478.

Se han vuelto más fáciles de publicar y distribuir. “La autoedición es divertida”, dijo Cowen. Haggadot que la gente normalmente mantendría en su familia, "ahora son cosas que la gente está compartiendo", dijo.

Para el rabino Moshe Rosenberg, autor de la Hagadá no oficial de Hogwarts, “el truco con Haggadot es expresar estos temas eternos en un lenguaje que compartas con tu audiencia. Pueden absorber cosas de la literatura que leen de las películas que ven. Hay magia en cada esquina ".

Otros aspirantes a escribir la Hagadá ya han comenzado a escribir el próximo capítulo. Durante los últimos dos años, Ilya Schwartzburg, abogado en Manhattan y presidente del Partido Libertario de Manhattan, decidió escribir una Hagadá que reflejara sus puntos de vista políticos.

Al darse cuenta de que su Hagadá libertaria no estaría lista para las festividades de este año, ofreció el mismo pensamiento que muchos dicen al final del Seder: "El año que viene".


El campo de batalla del café durante la era del coronavirus es el mostrador de su cocina

Annie Gasparro

La pandemia de coronavirus logró en pocas semanas lo que los dueños de Folgers y Maxwell House han estado tratando de hacer durante una década: lograr que la gente vuelva a preparar café en casa.

El ritual del café de la mañana es uno de los hábitos de los consumidores más difíciles de cambiar, han dicho durante mucho tiempo los ejecutivos de alimentos. Una vez que las personas se acostumbraron a detenerse en Starbucks o Dunkin ’de camino al trabajo, no era probable que cambiaran las cosas, pensó.

Es decir, hasta que una pandemia obligó a millones de personas a trabajar desde casa.

Cuando los estadounidenses cambiaron repentinamente la forma en que gastaban sus días y sus dólares, surgió una feroz batalla de ventas entre cafés, marcas de café y fabricantes de máquinas de elaboración casera.

Al principio, los consumidores compraban todo el café que podían encontrar porque enfrentaban escasez en los supermercados. Se volvieron más exigentes a medida que avanzaba la pandemia, mejorando la calidad de su dosis de cafeína. Muchos bebedores de café invirtieron en máquinas de café expreso, prensas francesas y cafeteras de vertido.


Cómo las nuevas tabletas de tinta electrónica combinan lo mejor de Kindles y iPads

Las pantallas de tinta electrónica utilizan pigmentos para producir imágenes tan nítidas y adecuadas para la lectura al sol como un libro físico.

DURANTE LA CUARENTENA la primavera pasada, ansioso por hacer algo más que dejar una sangría cada vez más permanente en mi sofá, comencé a hacer picnics. Como compañeros, solo mi iPad parecía seguro. Pero aparte de los momentos en los que el sol se escondía detrás de las nubes, el resplandor de la pantalla limitó mi capacidad para desplazarse, leer una novela o terminar las tareas de escritura que son mi trabajo real. E incluso si estaba completamente cargada cuando salí de la casa, la batería pronto se agotó.

En busca de una mejor compañía para mis salidas, compré un Onyx Boox Nova2, uno de una nueva generación de tabletas de tinta electrónica que se esfuerzan por combinar las mejores características de los dispositivos existentes. Las pantallas de tinta electrónica, a diferencia de las de los iPads con LCD, se basan en pigmentos reales para producir imágenes tan nítidas (y adaptadas al sol) como un libro físico. Y aunque es posible que ya esté familiarizado con la tecnología si alguna vez ha usado un Kindle de Amazon, la funcionalidad de las tabletas E Ink más nuevas supera con creces al antiguo lector electrónico que tiene escondido en su mesa de noche.

Los Kindles se utilizan estrictamente para leer, pero estas nuevas tabletas le permiten navegar por la web o responder correos electrónicos del trabajo sin levantarse de su silla de jardín. A menudo incluyen lápices ópticos de alta tecnología diseñados para sentirse más como un bolígrafo escribiendo en papel que como un trozo de plástico deslizándose sobre un vidrio resbaladizo. Y, gracias a la vigorosa duración de la batería del Onyx, pasé semanas enteras sin preocuparme de dónde podría estar mi cargador.

En mi nueva función como experta en tinta electrónica, he estado respondiendo preguntas de amigos que se debaten entre el escepticismo y la curiosidad cuando se trata de estos dispositivos. Aquí, cuatro consultas típicas.

P: Mi esposo es un tomador compulsivo de notas. Sus libros reales terminan llenos de post-it. ¿Podría ayudar un lector electrónico?

A: El nuevo PocketBook Inkpad Color de pantalla táctil combina campanas y silbidos similares a los de un iPad con la experiencia de avance de texto y sin reflejos del Kindle. Vence a Kindles al permitir que su esposo tome notas directamente en la “página” virtual y consuma novelas gráficas en todo su esplendor en tecnicolor como lo hace un iPad. Pero toma prestadas algunas de las características más atractivas de un Kindle (una pantalla mate y una ausencia de luz azul agradable a la vista) para vencer a la tableta de Apple cuando se trata de replicar la experiencia de hojear un libro físico. Además, el PocketBook puede contener hasta 600 libros y admite 17 formatos de libros electrónicos diferentes (a diferencia de los seis del Kindle), incluido el formato Mobi que usa Amazon y el formato Epub que usan la mayoría de las otras librerías digitales. Pero tenga cuidado: antes de que su esposo pueda tomar sus apreciadas notas, tendrá que comprarle un lápiz capacitivo como el Adonit Dash 3 de $ 50.


Todo grita inflación

James Mackintosh

Podríamos estar en un punto de inflexión generacional para las finanzas. La política, la economía, las relaciones internacionales, la demografía y el trabajo están cambiando para apoyar la inflación. Después de más de 40 años de políticas que dieron prioridad a la lucha contra la subida de precios, las soluciones favorables a los inversores y al consumidor están cada vez menos de moda, no solo en EE. UU. Sino en gran parte del mundo.

Lamentablemente, los inversores no están preparados para tal cambio, tal vez porque esos puntos de inflexión históricos han demostrado ser muy difíciles de detectar. Esta puede ser otra falsa alarma, y ​​tomará muchos años para que se desarrolle, pero la evidencia de un cambio general es fuerte en cinco frentes.

1) Los bancos centrales, liderados por la Reserva Federal, ahora están menos preocupados por la inflación.

Desde la crisis financiera mundial, los responsables de la formulación de políticas han pasado mucho más tiempo preocupándose por que la inflación se sitúe por debajo de sus objetivos que por encima. Pero recientemente se han alejado decisivamente de los objetivos. La Fed ha adoptado un nuevo objetivo más suave de promedio inflación del 2%, lo que significa que puede sobrepasarse durante años para compensar los errores de la última década.

Además, ha pasado de centrarse en tratar de actuar antes de la inflación en función de sus pronósticos, a esperar hasta que la inflación llegue realmente. Dado que el efecto de la política monetaria en la economía tiene rezagos largos y variables, como enfatizó Milton Friedman, esto aumenta la probabilidad de que la Fed actúe demasiado tarde para frenar el aumento de la inflación.

Tanto con Janet Yellen, ahora secretaria del Tesoro, como con el actual presidente Jerome Powell, la Fed también ha enfatizado lo que previamente había tratado como un objetivo secundario del pleno empleo. En particular, se centra en los beneficios para los trabajadores marginados, incluidos los grupos raciales minoritarios, de hacer funcionar la economía. La otra cara es que cuando llegue el momento de que la Fed desacelere la economía, estos grupos sabrán que están siendo golpeados primero por el endurecimiento de la Fed, lo que podría hacer que sea aún más polémico de lo habitual que la Fed suba las tasas rápidamente.


Los 10 tipos más comunes de ladrones de viviendas a los que se dirigen los ladrones

¿Sabía que menos del 15 por ciento de los ladrones de viviendas son atrapados alguna vez? Estadística aterradora. ¿Quiere saber qué está haciendo para fomentar el robo en casa? Nosotros también.

Las películas y los programas de televisión ensalzan los logros de los ladrones de gatos de alto nivel. De Océano & # 8217s 11 para Ahora me ves, a todos nos encanta apoyar al malo con buenas intenciones. Pero nadie es fanático de los idiotas que irrumpen en las casas de ciudadanos trabajadores y roban los tesoros de alta gama que nos esforzamos mucho por pagar. ¿Qué hace que su hogar sea tan atractivo para los ladrones?

(Información de Guías orientadas a problemas para la policía Serie Guía No. 18, Robo de viviendas unifamiliares, una publicación cooperativa de la Oficina de Servicios de Policía Orientados a la Comunidad y el Departamento de Justicia de EE. UU., a menos que se indique lo contrario).

Casas cerca de delincuentes comunes

Si vive cerca de una gran población de jóvenes, en un vecindario con un problema de drogas superior al promedio, un área con un alto nivel de delincuencia urbana o lugares que atraen a una gran cantidad de extraños (por ejemplo, centros comerciales, estadios deportivos, etc.). estaciones de tránsito, una vía principal), usted es más vulnerable a los robos, porque los ladrones pueden estar más familiarizados con los objetivos potenciales y los residentes están acostumbrados a los extraños.

Zonas de poco tráfico

Las casas en las afueras de los vecindarios son más vulnerables, porque menos vecinos podrán ver si se está cometiendo un delito. Esto incluye calles sin salida, callejones sin salida y ubicaciones con pocos puntos de venta. Cualquier casa que esté aislada también puede ser un objetivo.

Las casas de esquina son dudosas. Permiten que los ladrones alcancen el área (incluidos sus hábitos) fácilmente simplemente conduciendo y reduciendo la velocidad o deteniéndose para girar de forma natural. Dependiendo del diseño de su vecindario, también pueden ser menos visibles para los vecinos y la policía.

Casas previamente robadas o cerca de una

Si ya te han robado, lo más probable es que otro ladrón te encuentre tan vulnerable como el primero. Además, el ladrón original puede regresar si no fue atrapado la primera vez. Si no regresa por usted, es posible que regrese con sus vecinos, porque considera que es un área exitosa.

Lugares para esconderse

La forma en que su casa está diseñada o construida puede hacer que su hogar sea atractivo para los ladrones. Les gustan los lugares para esconderse. Los arbustos que crecen debajo de las ventanas y los árboles bajos son el mejor amigo de un ladrón. De lo que no son fanáticos es del paisajismo espinoso y de cualquier cosa que haga ruido, como rocas o grava.

También pueden apuntar a hogares que tienen características arquitectónicas que lo facilitan. Las cercas sólidas (especialmente las cercas de privacidad) y las características que ocultan una puerta o ventana son opciones populares.

Casas vacías

Alrededor del 60 por ciento de los robos domiciliarios ocurren durante el día y la mayoría de ellos durante la semana laboral. Eso es correcto y # 8230 mientras estás en el trabajo. La mayoría de los ladrones no apuntan a las casas ocupadas.

También se sienten un poco mareados cuando ven patios cubiertos de maleza, correo o papeles apilados, una señal de que estás de vacaciones.

No es sorprendente que, en promedio, las casas que son asaltadas tienden a ser casas que no tienen perros. Los perros grandes pueden representar una amenaza física, pero no descarte a los que muerden los tobillos. Ladran y llaman mucho la atención.

Funciones de seguridad deficientes

Para aquellos que hacen huelga por la noche, la mala iluminación dificulta que los vecinos vean lo que están haciendo.

También les gustan las casas sin sistemas de seguridad (o sin sistemas de seguridad comprometidos) y sin cámaras de vigilancia. Pero los profesionales pueden estar más dispuestos a asumir estas funciones.

Descubra cómo instalar su propio sistema de seguridad para el hogar de bricolaje & gt & gt

Fácil accesibilidad

En algunas áreas, las entradas laterales o traseras son el punto de acceso más común. En otros, es la puerta de entrada. Esto probablemente refleja diferencias arquitectónicas regionales. De cualquier manera, las casas con puntos de entrada debilitados por el mal estado, los residentes que dejan las puertas o ventanas abiertas de forma rutinaria, o las casas con otra seguridad debilitada (como alarmas rotas) tienen más probabilidades de ser asaltadas con éxito.

Casas con atractivo exterior

Las casas más grandes y mejor mantenidas con signos de riqueza (como vehículos caros) les dicen a los ladrones que puede haber una mejor recompensa en su casa. Pero las casas más caras probablemente tengan características de seguridad que las hacen poco atractivas para la mayoría de los ladrones.

Propietarios de viviendas sociales

De las personas encuestadas en una encuesta reciente de Nationwide Insurance, el 41 por ciento de los propietarios de viviendas de entre 18 y 34 años publican fotos y actualizaciones en las redes sociales mientras están de vacaciones.

ABC News informó la historia de una mujer que fue asaltada por un viejo amigo que no había visto en años cuando publicó sobre un concierto en Facebook, y otro hombre fue robado después de tuitear sobre sus planes de vacaciones.

Pero no se detiene ahí. La publicación del Departamento de Justicia señala que los ladrones a menudo conocen a sus víctimas. Pueden ser conocidos casuales (como la señora que te hace las uñas o un amigo cercano o pariente suyo), personas que brindan un servicio (como un jardinero o técnico), vecinos o incluso amigos o parientes de amigos. Todas estas personas pueden saber un poco más sobre su rutina que la persona promedio (o son personas a las que usted o un conocido suyo puede revelar información sobre sus planes).

Zonas no urbanas

Según el Centro Nacional para Víctimas del Crimen, las tasas de robos reportadas son más altas en ciudades fuera de las áreas metropolitanas. Las zonas rurales en particular presentan sus propios desafíos. Según The National Sheriffs & # 8217 Association, aquellos que viven en áreas rurales aisladas tienen desafíos únicos debido al aislamiento y al equipo costoso que a menudo los propietarios dejan sin protección (en un área menos patrullada por oficiales).


Maxwell House apunta a la 'nueva generación' con un nuevo aspecto: recetas

Los archivos Makefiles son una forma sencilla de organizar la compilación de código. Este tutorial ni siquiera rasca la superficie de lo que es posible usar hacer, pero está pensada como una guía de inicio para que pueda crear rápida y fácilmente sus propios archivos MAKE para proyectos pequeños y medianos.

Un ejemplo simple

Comencemos con los siguientes tres archivos, hellomake.c, hellofunc.c y hellomake.h, que representarían un programa principal típico, algún código funcional en un archivo separado y un archivo de inclusión, respectivamente.

Normalmente, compilaría esta colección de código ejecutando el siguiente comando:

gcc -o hellomake hellomake.c hellofunc.c -I.

Esto compila los dos archivos .c y nombra el ejecutable hellomake. los -I. se incluye para que gcc busque en el directorio actual (.) el archivo de inclusión hellomake.h. Sin un archivo MAKE, el enfoque típico para el ciclo de prueba / modificación / depuración es usar la flecha hacia arriba en una terminal para volver a su último comando de compilación para que no tenga que escribirlo cada vez, especialmente una vez que haya agregado algunos archivos .c más a la mezcla.

Desafortunadamente, este enfoque de compilación tiene dos inconvenientes. Primero, si pierde el comando de compilación o cambia de computadora, debe volver a escribirlo desde cero, lo cual es, en el mejor de los casos, ineficaz. En segundo lugar, si solo está realizando cambios en un archivo .c, volver a compilarlos todos cada vez también requiere mucho tiempo y es ineficaz. Entonces, es hora de ver qué podemos hacer con un archivo MAKE.

El archivo MAKE más simple que podría crear se vería así:

Si pones esta regla en un archivo llamado Makefile o makefile y luego escribe hacer en la línea de comando, ejecutará el comando de compilación como lo ha escrito en el archivo MAKE. Tenga en cuenta que hacer sin argumentos ejecuta la primera regla del archivo. Además, al poner la lista de archivos de los que depende el comando en la primera línea después de la :, haz saber que la regla Hellomake debe ejecutarse si alguno de esos archivos cambia. Inmediatamente, ha resuelto el problema n. ° 1 y puede evitar usar la flecha hacia arriba repetidamente, buscando su último comando de compilación. Sin embargo, el sistema aún no está siendo eficiente en términos de compilar solo los últimos cambios.

Una cosa muy importante a tener en cuenta es que hay una pestaña antes del comando gcc en el archivo MAKE. Debe haber una pestaña al comienzo de cualquier comando, y hacer no será feliz si no está allí.

Para ser un poco más eficientes, intentemos lo siguiente:

Entonces ahora hemos definido algunas constantes CC y CFLAGS. Resulta que estas son constantes especiales que se comunican con hacer cómo queremos compilar los archivos hellomake.cy hellofunc.c. En particular, la macro CC es el compilador de C a utilizar, y CFLAGS es la lista de banderas para pasar al comando de compilación. By putting the object files--hellomake.o and hellofunc.o--in the dependency list and in the rule, hacer knows it must first compile the .c versions individually, and then build the executable hellomake.

Using this form of makefile is sufficient for most small scale projects. However, there is one thing missing: dependency on the include files. If you were to make a change to hellomake.h, for example, hacer would not recompile the .c files, even though they needed to be. In order to fix this, we need to tell hacer that all .c files depend on certain .h files. We can do this by writing a simple rule and adding it to the makefile.

This addition first creates the macro DEPS, which is the set of .h files on which the .c files depend. Then we define a rule that applies to all files ending in the .o suffix. The rule says that the .o file depends upon the .c version of the file and the .h files included in the DEPS macro. The rule then says that to generate the .o file, hacer needs to compile the .c file using the compiler defined in the CC macro. The -c flag says to generate the object file, the -o [email protected] says to put the output of the compilation in the file named on the left side of the :, los es is the first item in the dependencies list, and the CFLAGS macro is defined as above.

As a final simplification, let's use the special macros [email protected] y $^, which are the left and right sides of the :, respectively, to make the overall compilation rule more general. In the example below, all of the include files should be listed as part of the macro DEPS, and all of the object files should be listed as part of the macro OBJ.

So what if we want to start putting our .h files in an include directory, our source code in a src directory, and some local libraries in a lib directory? Also, can we somehow hide those annoying .o files that hang around all over the place? The answer, of course, is yes. The following makefile defines paths to the include and lib directories, and places the object files in an obj subdirectory within the src directory. It also has a macro defined for any libraries you want to include, such as the math library -lm. This makefile should be located in the src directory. Note that it also includes a rule for cleaning up your source and object directories if you type make clean. The .PHONY rule keeps hacer from doing something with a file named clean.

So now you have a perfectly good makefile that you can modify to manage small and medium-sized software projects. You can add multiple rules to a makefile you can even create rules that call other rules. For more information on makefiles and the hacer function, check out the GNU Make Manual, which will tell you more than you ever wanted to know (really).


How Humans Gained an ‘Extra Life’

When you purchase an independently reviewed book through our site, we earn an affiliate commission.

EXTRA LIFE
A Short History of Living Longer
By Steven Johnson

As you read of the many contemporary threats to life and limb, from pollution to shooting rampages, you may long for a simpler and safer yesteryear. But if the conditions of the past prevailed today, you would probably be dead. The average age of a New York Times subscriber is around 55, and for most of human history, life expectancy was around 30. At least one of your children would probably be dead, too. Until a couple of centuries ago, more than a quarter of children died before their first birthday, around half before their fifth.

In “Extra Life,” Steven Johnson, a writer of popular books on science and technology, tells the stories behind what he calls, in an understatement, “one of the greatest achievements in the history of our species.” Starting in the second half of the 19th century, the average life span began to climb rapidly, giving humans not just extra life, but un extra life. In rich countries, life expectancy at birth hit 40 by 1880, 50 by 1900, 60 by 1930, 70 by 1960, and 80 by 2010. The rest of the world is catching up. Global life expectancy in 2019 was 72.6 years, higher than that of any country, rich or poor, in 1950. People in the shortest-lived countries today will, on average, outlive those of your grandparents’ generation.

“Life expectancy” is a statistical abstraction — the average number of years a newborn would live if prevailing mortality rates remained unchanged — and much of its rise was propelled by the sparing of children, whose deaths mix a lot of small numbers into the average. Today, more than 99 percent of children in rich countries survive, and more than 96 percent worldwide. But it’s not just children: People who clear any obstacles in the gantlet of life have been granted more time ahead. In 1950, a person who had reached the age of 70 could look forward to another nine years today, another 16.

The multiplication of our life spans, Johnson notes, is underappreciated and under-chronicled. We revere war heroes and astronauts, not a demographic trend. Worse, we misunderstand which factors are likely to kill us or save us. Lewis Fry Richardson, an early quantifier of violence, discovered in 1953 that deadly quarrels of all magnitudes, from homicides to world wars, account for less than 2 percent of all deaths. “This is less than one might have guessed from the large amount of attention which quarrels attract. Those who enjoy wars can excuse their taste by saying that wars after all are much less deadly than disease.”

Presumably this innumeracy about the true causes of death has lessened in the past year, which has awakened us to an unfortunate constant of the human condition. To a germ, you and I are big yummy mounds of gingerbread, there for the eating — and in the arms race between pathogens’ weapons and our defenses, they can evolve faster than we can. The greatest life extenders in Johnson’s history were feats of human ingenuity that made this a fairer fight. Of the eight innovations that have saved the most lives, as Johnson sees it, six are defenses against infectious disease.

The sin of ingratitude is said to condemn one to the ninth circle of hell, and that’s where we may be headed for our attitudes toward the granters of extra life. In the list of inventions that saved lives by the hundreds of millions, we find antibiotics (squandered to fatten chickens in factory farms), blood transfusions (condemned as sinful by the devout), and chlorination and pasteurization (often mistrusted as unnatural). Among those that saved lives by the billions, we find the lowly toilet and sewer (metaphors for the contemptible), artificial fertilizer (a devil for Whole Foods shoppers) and vaccines (perhaps the greatest invention in history, and the target of head-smackingly stupid resistance).

Johnson also devotes a chapter to devices such as seatbelts that shield our fragile bodies from yet another lethal hazard, moving objects, and another to the successful battle against starvation. But he singles out not just tonics and gadgets, but also lifesaving ideas.

Vital statistics, literally data about life, were necessary to better understand what kills people in great numbers from what generates headlines, and to distinguish the actual causes from bunkum and superstition. In a famous example, John Snow traced London cholera deaths to a neighborhood pump, proving in 1854 that the disease was transmitted by contaminated water rather than fetid miasmas.

And the nerdy “randomized controlled trial” exposed the uselessness of the many nostrums, snake oils and sometimes poisons that people were ingesting as supposed cures. As Oliver Wendell Holmes wrote in 1860, if all the drugs then in use “could be sunk to the bottom of the sea, it would be all the better for mankind — and all the worse for the fishes.” Johnson reminds us that we owe the lion’s share of our extra life to public health, not individualized medicine. Until the widespread use of antibiotics in World War II, doctors were barely more effective than their barber-surgeon forebears.

It’s been a long time since the history of technology has been recounted as the triumph of plucky heroes, and Johnson’s stories reflect today’s more sophisticated understanding. No one person can take all the credit. Most every new discovery was anticipated by some unsung tinkerer or folk practice, and would have died in the cradle but for persuaders and activists who championed the innovation and policies and institutions that allowed it to be implemented.

Sometimes the anti-heroism goes too far — Norman Borlaug, whose Green Revolution saved a billion lives, is unmentioned. But altogether, Johnson is a fine storyteller. Among his cast of characters are John Graunt (1620–74), the British haberdasher who studied mortality reports as a hobby and thereby invented epidemiology Joseph Bazalgette (1819–91), the man behind “one of the 19th century’s greatest engineering achievements,” which you probably did not guess was the London sewers “Moldy Mary” Hunt (1910–91), the Peoria bacteriologist who scoured fruit markets for the perfect rotten cantaloupe, the one with a strain of mold that enabled the mass production of penicillin John Stapp (1910–99), who strapped himself into his invention, the rocket sled, and safely decelerated from 628 miles per hour to 0 in 1.4 seconds and Dilip Mahalanabis, 86, the Indian pediatrician who discovered that a bit of salt and sugar dissolved in clean water could stop fatal diarrhea and thereby saved the lives of nearly 60 million people.

Human interest aside, “Extra Life” is an important book. Johnson shakes us out of our damnable ingratitude and explains features of modernity that are reviled by sectors of the right and left: government regulation, processed food, high-tech farming, big data and bureaucracies like the Food and Drug Administration, the Centers for Disease Control and Prevention and the World Health Organization. He is open about their shortcomings and dangers. But much depends on whether we see them as evils that must be abolished or as lifesavers with flaws that must be mitigated.

Because after all, nothing is more important than extra life. It is the prevention of the unthinkable agony of losing a child, billions of times over. It is the enrichment of our pool of wisdom and expertise, with octogenarians who lead the House of Representatives and the National Institute of Allergy and Infectious Diseases. And it is a prolongation of the precious gift of consciousness, with all its moments of pleasure and enlightenment.


KKR to Invest in Charter Next Generation, Joining Leonard Green

Kathy Bolhous of Charter Next Generation said her decision to partner with KKR was driven in large part by the ability to have employee ownership.

Miriam Gottfried

KKR & Co. is investing in Charter Next Generation, joining fellow private-equity firm Leonard Green & Partners LP as an equal owner of the specialty-films business and pledging to give all of its employees stock too, officials at the firms said.

The parties aren’t publicly disclosing the terms of the transaction, but people familiar with the matter said it values closely held Charter Next Generation at more than $4 billion including debt.

A subsidiary of Abu Dhabi Investment Authority is also taking a minority stake in the company.

As part of the deal, KKR and Leonard Green have agreed to make all of Charter Next Generation’s roughly 1,700 employees owners of the business. Granting stock to hourly wage earners at portfolio companies as a means of combating inequality is a priority for Pete Stavros, KKR’s co-head of private equity for the Americas. The deal marks the first time a rival has joined KKR in the effort, signaling the possibility of wider adoption of the ownership model in the buyout world.

Based in Milton, Wis., Charter Next Generation makes films used in the inner linings of food packaging and in a variety of other industrial, healthcare and consumer applications. Its products, which are typically made from polyethylene, protect foods and other goods by providing heat resistance and sterility, and by creating barriers to oxygen, odor, ultraviolet rays and moisture.


This Is the Origin of "Live, Laugh, Love"

The signs are everywhere, but the explanation hasn't been as obvious.

You've probably seen the signs everywhere. At HomeGoods. In the doctor's office waiting room. In the housewares aisle at Target. The messages are all the same: Live, Laugh, Love. Sometimes, it's written on an actual sign. Other times, on a mug. But no matter what, the message has become inescapable.

Es incluso surpassed the popularity of that other trendy phrase, "Keep Calm and Carry On." While the origins of that saying is clear &mdash it was a slogan from WWII-era Britain &mdash "Live, Laugh, Love" has a slightly murkier history. That's because it's a condensed version of a much longer work that has been falsely attributed to Ralph Waldo Emerson, thanks to a 1990 "Dear Abby" column.

The real source of "Live, Laugh, Love" is Bessie Anderson Stanley's 1904 poem, "Success." Stanley originally submitted the work in the form of an essay for a contest held by Brown Book magazine that asked entrants to define success. You'll likely recognize more of the contest-winning piece, but our "Live, Laugh, Love" inspiration can be found in the first line:

He achieved success who has lived well, laughed often, and loved much Who has enjoyed the trust of pure women, the respect of intelligent men and the love of little children Who has filled his niche and accomplished his task Who has never lacked appreciation of Earth's beauty or failed to express it Who has left the world better than he found it, Whether an improved poppy, a perfect poem, or a rescued soul Who has always looked for the best in others and given them the best he had Whose life was an inspiration Whose memory a benediction.


Ver el vídeo: Divergence and curl: The language of Maxwells equations, fluid flow, and more (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Willie

    volverse loco

  2. Jerryl

    ya estoy usando

  3. Kazinos

    no estoy satisfecho contigo

  4. Kakora

    ¿No es agradable para ti?



Escribe un mensaje